Para Qué Sirve Un Ultrasonido Abdominal – Procedimiento, Riesgos Y Resultados.

Los ultrasonidos abdominales son pruebas diagnósticas que se realizan a través de ondas de ultrasonido. En este artículo, hablaremos sobre para qué sirve un ultrasonido abdominal de forma breve, se podría decir que estos exámenes se basan en observar las estructuras y los órganos que como su nombre lo indica, se encuentran dentro de la cavidad abdominal. Además de ello, permiten realizar intervenciones o tomas de biopsias, debido a que hace posible dirigir punciones a zonas precisas de manera segura.

Por medio de una ecografía especial también es posible examinar el flujo de los vasos sanguíneos. Esta máquina o dispositivo emite ondas de ultrasonido que no pueden ser detectables por el oído de los seres humanos. Dichas ondas se introducen en el cuerpo por medio de un transductor o sonda que se debe mover por encima del órgano que se quiera estudiar. Las ondas que son transmitidas por la parte interna del cuerpo, rebotan, luego de ello son recogidas por dicho transductor y por medio de un computador se originan las imágenes en tiempo real del órgano que se esté estudiando.

Este tipo de ecografía brinda muchos beneficios ya que permite observar los órganos del abdomen. Como por ejemplo, el páncreas, el hígado, el bazo, la vesícula biliar, la vejiga urinaria y los riñones. Aparte de ello también permite detectar la presencia de líquido en los órganos y observar la aorta abdominal. En los hombres, permite ver la próstata, y en las mujeres es posible ver el útero y los ovarios. Sin embargo, se consigue una mejor imagen de dichos órganos cuando se realiza una ecografía vía transrectal en los hombres o vaginal en las mujeres.

Para qué sirve un ultrasonido abdominal

Para qué sirve un ultrasonido abdominal

Los especialistas solicitan ultrasonidos abdominales cuando se encuentran preocupados por varios síntomas. Como por ejemplo, reiterados vómitos, dolor abdominal, inflamación abdominal o análisis anormales de la función del hígado o renal. Como ya se comentó, estas ecografías son capaces de mostrar el tamaño de los órganos abdominales, y ayudar a la evaluación de enfermedades o lesiones de dichos órganos. Por ejemplo, las ecografías abdominales permiten determinar las afecciones siguientes:

  • Apendicitis, es decir, inflamación del apéndice.
  • Estenosis pilórica, es la estrechez de la parte interna del estómago, la misma puede bloquear desde el estómago hacia los intestinos el paso de los alimentos.
  • Cálculos en la vesícula biliar o en los riñones.
  • Masas abdominales. Como por ejemplo, quistes, tumores o abscesos.
  • Anormales líquidos en el abdomen.

Aparte de ello, los ultrasonidos abdominales también sirven para orientar los procedimientos como la inserción de catéteres o las biopsias por punción para así poder garantizar la precisa y correcta colocación.

Procedimiento de un ultrasonido abdominal

Para la realización de las ecografías o ultrasonidos abdominales es necesario que la persona se acueste boca arriba en una camilla, no es necesario que se cambie de ropa, pero si debe tener el abdomen descubierto. Normalmente, estas pruebas son realizadas por radiólogos en cuartos no tan iluminados para así poder observar las imágenes de mejor forma en la pantalla. El medico siempre le colocara un gel en el abdomen al paciente, para así poder aumentar la conducción por la piel de las ondas del ultrasonido. También, es normal que el gel este frio.

Luego de ello, el medico pasara la sonda o el transductor por las diferentes partes del abdomen, dicho proceso no produce ninguna molestia ni dolor. En el caso que se origine alguna molestia es porque el medico deba apretar más fuerte alguna zona determinada del abdomen. En algunos casos, es posible que el paciente tenga que cambiar de postura para así poder visualizar de mejor forma otro órgano. Si es necesario que se evalué algún vaso sanguíneo, el medio tendrá que utilizar el método de ecografía-doppler. En dicha ecografía, se puede escuchar el intermitente zumbido que se origina del flujo del vaso sanguíneo que se esté estudiando.

Cuando culmine el estudio, el médico le facilitara un papel al paciente para que limpie los restos de gel de su abdomen. Dicho gel también posee propiedades hidratantes, por lo cual, algunas personas optan por extenderlo o dejarlo sin ningún problema en el abdomen.

Para qué sirve un ultrasonido abdominal

Preparación

La preparación para estos estudios depende de la edad del paciente y la naturaleza del problema. Normalmente, se les pide a los pacientes que estén en ayunas aproximadamente 6 o 8 horas previas al estudio. No es necesario que el paciente consuma algún medicamento previo. Con relación al problema que este diagnosticando, el especialista le dará las recomendaciones necesarias al paciente.

Por ejemplo, en caso de que se vayan a estudiar órganos de la pelvis como la vejiga de la orina o el útero, es importante que el paciente consuma al menos un litro de agua para así poder llenar la vejiga y realizar el estudio. Debido a que así se pueden observar de mejor manera los órganos de la pelvis. El paciente puede llevar cualquier ropa, normalmente se recomienda algo cómodo debido a que se debe dejar el abdomen descubierto en el momento del estudio, este procedimiento, por lo general lleva 30 minutos o menos.

Riesgos

En la actualidad se han realizado muchos estudios y hasta el día de hoy no existe ningún tipo de riesgo asociado con los ultrasonidos abdominales. Debido a que en estos estudios, no se presenta la exposición a las radiaciones ionizantes. Lo más incómodo, es que se presente alguna molestia pequeña debido a que el gel normalmente es húmedo y un poco frió.

Resultados de un ultrasonido abdominal

Las imágenes que se consiguen por el ecógrafo se pueden interpretar de manera inmediata por el radiólogo. A pesar de ello, el especialista debe realizar un informe por escrito y en algunos casos lleva tiempo. Sin embargo, se debe tener en cuenta que estos estudios son dinámicos, por lo cual la interpretación de las imágenes se realiza sobre la pantalla del ecógrafo. Dicho informe que es realizado por el radiólogo debe ser entregado al médico de cabecera, ya que así se le hará saber la información obtenida.

Para qué sirve un ultrasonido abdominal

En el caso de que parezcan anormales los resultados, el médico de cabecera podría solicitar muchos más. Si se trata de una emergencia, es posible que los resultados estén listos de forma rápida. De lo contrario, es normal que se entreguen en 1 o 2 días. Algunas clínicas optan por no entregar los resultados en el momento del examen al paciente o a la familia de forma directa. Es importante aclarar que dichos informes incluyen todos los datos sobre los hallazgos encontrados y órganos explorados.

Dependiendo de la patología y del órgano que se haya estudiado, los hallazgos pueden variar. En algunos casos se pueden conseguir tumores malignos y benignos, abscesos, signos indicativos de infecciones, inflamaciones de algún órgano, patologías o malformaciones de las vías urinarias y biliares.

Deja un comentario