Para Qué Sirve la Trimebutina -Dosis indicadas – Efectos secundarios -Recomendaciones

Calificame


Es normalmente encontrado bajo los nombres de Debridat, Libertrim, Prescol y Temprolib en su distribución comercial. Pero aunque venga en distintas presentaciones, se trata de los mismos componentes.

La trimebutina es un fármaco comúnmente utilizado para facilitar los procesos del flujo en los intestinos. Es utilizado como analgésico y antiespasmódico, en su forma más regular.

Composición de la trimebutina

La trimebutina tiene, entre sus componentes; povidona, almidón glicolato de sodio, dióxido de silicio coloidal, celulosa microcristalina, lactosa monohidrato, laurilsulfato de sodio y estearato de magnesio y regularmente es un medicamento que viene en cantidades de 200 mg. Los componentes que mencionamos son los pertenecientes a un comprimido de trimebutina.

Método de acción

La trimebutina actúa como un relajante de los tubos que constituyen el sistema intestinal. Actúa en los plexos nerviosos y en los receptores encargados del movimiento regular del aparato digestivo.

La trimebutina actúa como calmante, estimulante y normalizadora. Es un medicamento de múltiples acciones a fin de atender las distintas dolencias que generalmente padece el sistema gástrico cuando padece una enfermedad o condición depresiva.

¿Para qué sirve la trimebutina?

La trimebutina es un medicamento que así como tiene un modo de acción múltiple y va multidireccionado en relación a sus funciones como analgésico y antiespasmódico, está vinculado a ser útil y repercutir en la mejoría de distintas condiciones o casos dentro del mismo sistema gástrico.

Este medicamento ayuda a calmar los dolores de colon; es decir, que trabaja directamente sobre los malestares abdominales, problemas de estreñimiento y afecciones gástricas en general.

Específicamente, la trimebutina trabaja sobre casos de reflujos de ácidos, dolores estomacales, indigestión, flatulencias, irritabilidad, náuseas y vómitos.

La trimebutina es, por otro lado, utilizada para ayudar a relajar los músculos a través de los que viaja la comida hasta el estómago. La dificultad en esta actividad es conocida como acalasia.

A nivel pre-operatorio y post-operatorio, la trimebutina es también una gran aliada. Es utilizada como tratamiento ante situaciones tan delicadas como una parálisis intestinal a consecuencia de una operación o como tratamiento previo antes de llevar a cabo una endoscopia.

La trimebutina ayuda a tratar casos de gastritis y enfermedades del duodeno. Es un medicamento muchas veces asignado en casos de vómitos por úlceras.

Dosis indicadas de Trimebutina

Es importante conocer la presentación de este medicamento y el uso médico adecuado en tratamientos para adultos y tratamientos infantiles. Las dosis varían y es utilizado bajo diferentes circunstancias.

La trimebutina en adultos

La dosis de trimebutina en adultos también dependerá de la condición que el paciente presente. En el caso de gastritis y condiciones adjudicadas al duodeno y espasmos, se recomienda administrar (vía oral) un máximo de 400 mg por día en dos tomas.

De forma intravenosa, bajo estas mismas circunstancias, se recomienda administrar un máximo de 50 mg por día.

Con relación a tratamientos de colon irritable, se recomienda dos dosis al día, hasta lograr un máximo de 400 mg. Cuando comiencen a verse mejoras, se recomienda descender la dosis a 200 mg.

La trimebutina en niños

La dosis infantil es muy distinta a la consumida por adultos, por ello es importante que se tenga claro bajo qué circunstancias y en qué medidas debe suministrarse la trimebutina a los niños.

La trimebutina en niños se recomienda suministrar en dosis orales. Para niños menores de 1 año, se recomiendan 12 mg cada 8 horas. Para niños de 1 a 3 años, se recomiendan 24 mg cada 8 horas y en niños de 3 a 5 niños, se recomiendan 48 mg cada 8 horas.

Efectos secundarios

Un suministro errado de la trimebutina puede traer contraindicaciones o consecuencias colaterales. Es importante atender que no se recomienda su uso en personas con insuficiencias renales; de igual forma sucede con personas hipersensibles o alérgicas.

Al igual que otros medicamentos, fusionar la trimebutina con alcohol es altamente peligroso. Si se toma este medicamento (que busca solucionar algún problema gástrico) con alcohol (que es contraindicado para el estómago) el choque puede agravar la condición.

En general, este medicamento no ha sido catalogado con índices considerables de consecuencias negativas. Sin embargo, sí se han registrado casos muy especiales de: alergias, urticaria, afección en los riñones (micción constante) y diarrea.

Muy excepcionalmente, se han contado casos de: migrañas, mareos, fragilidad, adormecimiento, resequedad en la boca y debilidad en el cuerpo.

La trimebutina y el embarazo

La trimebutina NO es recomendada en caso de mujeres embarazadas. En el caso de mujeres en período de lactancia, está comprobado que hay riesgos o daños colaterales vinculados a intoxicaciones.

Trimebutina

Este riesgo ha sido muy debatido y algunas investigaciones van en contra de esta teoría. Sin embargo, en consenso, se ha concluido que es importante omitir este fármaco en bebés con riesgo al momento de nacer o recién nacidos.

En todo caso, en el caso de mujeres embarazadas y lactantes, se recomienda atender las condiciones estomacales o problemas gástricos de manera natural, siempre considerando que hay un bebé que también se ve afectado.

En caso de sobredosis

No se registran casos de sobredosis por trimebutina. Sin embargo, médicamente se han tomado las medidas preventivas necesarias. Se recomienda ir inmediatamente al médico como primera acción diagnóstica y de emergencia.

En caso de que ocurriera la sobredosis y la situación se agrave, los médicos preveen la necesidad de un lavado de estómago y tratamiento inmediato de recuperación y atención supervisada del paciente.

En síntesis, es importante atender y respetar las dosis que se han establecido; no olvidar que estamos ante un medicamento que ataca sensibilidades gástricas y que así como hace esto, puede ser contraproducente o agravarlas si se suministra de manera ineficiente.

Notas

La trimebutina es una herramienta farmacológica muy funcional en casos de padecer alguna sintomatología de afección intestinal. Las dosis deben ser controladas en relación a la edad y en casos especiales como la maternidad y la lactancia.

Es importante administrarla con la cautela que amerita un fármaco y particularmente uno que va directo a las vías intestinales donde hay tanto más involucrado, recordando que es un sistema del que dependen muchas otras regiones del cuerpo.

Compartir es sinónimo de bondad. Se bondadoso...

Deja un comentario