Para Qué Sirve Un Tractor – Tipos, Historia, Características Y Importancia.

Los tractores son un tipo de vehículos especiales que se utilizan para empujar o arrastrar embarcaciones, remolques, aperos u cualquier otras cargas pesadas o maquinarias. También están los tractores destinados a distintas tareas, como por ejemplo la construcción, la agricultura, el movimiento de tierras, la náutica, o los mantenimientos de espacios verdes profesionales, es decir, los tractores compactos. En esta oportunidad, nos centraremos en para qué sirve un tractor en la agricultura.

El uso de los tractores ha posibilitado minimizar sustancialmente la mano de obra utilizada en el trabajo agrícola. Así como también para la mecanización de tracción y tareas de carga que se realizaban tradicionalmente con el esfuerzo de animales como las mulas, los bueyes o los asnos.

Para qué sirve un tractor

Para qué sirve un tractor

Los tractores ofrecen muchos beneficios o usos. Como por ejemplo, son más rápidos, más fuertes y permiten el cultivo en áreas mayores, pudiendo así aumentar la producción. Por otro lado, un aspecto muy importante es que hace menos cansada la vida para los agricultores. Aparte de ello, los tractores sirven para:

  1. El aplanamiento: Se basa en pasar luego de la siembra sobre el campo, un rodillo pesado que posee el tractor, con la finalidad de comprimir las semillas en la tierra.
  2. La roza: Se basa en remover la tierra que se encuentra alrededor de las plantas, arrancando así las hierbas que las invaden o infestan.
  3. El gradeo: El tracto posee un instrumento llamado Grada que se arrastra por el campo y tiene la misión de igualar el terreno enterrando así la simiente y cubriendo completamente el abono.

Además, el tractor permite el arrastre de aparatos para poder sembrar, esparcir los fertilizantes, rastrillar y recolectar las papas, remolacha, cereales, caña de azúcar y muchos más tipos de cultivos.

Para qué sirve un tractor

Historia del tractor

La palabra tractor se utilizó por primera vez en el año 1856 en Inglaterra, como un sinónimo de ”Motor de Tracción”’. Era un aparato que sustituyo la tracción o el arrastre que era realizado por bueyes, mulas o caballos. En el año 1890 aparece la palabra tractor en una patente inscrita en Estados Unidos para referirse a un motor de vapor. Luego, en el año 1858 el señor J.W. Fawkes elabora un arado con un motor de vapor. Aproximadamente durante los siguientes 40 años se continuo con el mismo sistema.

A finales del siglo XIX se elaboraron tractores de vapor muy difíciles de manejar y muy pesados. Después de ello, John Froelich en el año 1892 construyo el primer tractor de motor de gasolina siendo completamente funcional. Sencillamente era un motor de gasolina de 20cv, se encontraba montado sobre una máquina de vapor y poseía un primitivo sistema de dirección sobre las ruedas delanteras, el motor era de gasolina y las llantas de hierro.

Hoy en la actualidad, los tractores vienen en distintos modelos y tamaños, y se utilizar para una gran variedad de tareas. La mayoría de ellos, se utilizan en el área u campo de la agricultura, facilitando así este trabajo tan primordial en la vida diaria.

Para qué sirve un tractor

Tipos de tractores

Según los tipos de tractores, se pueden conseguir:

Tractor general:

Es el típico tipo de tractor que posee las ruedas delanteras de tamaño menor y las ruedas traseras que son más grandes. Se utilizan sobre todo en las tareas de arrastre de remolques y herramientas determinadas para sembrar y labrar los terrenos.

Tractores agrícolas articulados:

Este tipo de tractor poseen 4 ruedas del mismo tamaño y también disponen de un tren motriz articulado que puede mejorar la capacidad de maniobrar la maquina al momento de desempeñar las tareas en el campo. Poseen una elevada potencia que les permite recorrer distancias mayores a una velocidad mayor. Lo cual compensa su capacidad menor de tracción en los terrenos complicados e irregulares, es decir, terrenos que resultan de mayor utilidad para los tractores de oruga.

Tractores agrícolas de oruga:

Estos tipos de tractores se pueden caracterizar ya que no poseen ruedas, sino rígidos eslabones que se encuentran rodeados por un cinturón flexible. Los tractores de oruga facilitan en gran forma la actividad agrícola en los terrenos pequeños con pendientes grandes, irregulares o blandos. Debido a que su sistema motriz aporta una capacidad de tracción mayor y un centro bajo de gravedad.

Tractores agrícolas de tracción simple:

Son todos aquellos tractores que tienen tracción solamente en las ruedas traseras, dejando así la dirección para las ruedas delanteras.

Tractores agrícolas de tracción asistida:

Son todos aquellos tractores que tienen la tracción en los 2 ejes, es decir, el delantero y el trasero. Dejando también la función directriz para el eje delantero. En este tipo de tractor las ruedas delanteras son más pequeñas que las traseras.

Tractores agrícolas de doble tracción:

Estos tractores cuentan con tracción en ambas ruedas, es decir, en las delanteras y en las traseras. La diferencia de estos tractores con los agrícolas de tracción asistida es que, en este caso, las ruedas traseras y delanteras poseen el mismo diámetro. De esta forma se consigue un rendimiento superior con un ahorro importante de combustible. Además de también lograr una potencia mayor y riesgos menores de que las ruedas patinen. En conclusión, cuanto más grandes sean las dimensiones del terreno a trabajar, más factibles resulta la obtención de un tractor con doble tracción.

Para qué sirve un tractor

Características de un tractor

  • Los tractores poseen un motor que se sitúa en la parte delantera y le brinda un mayor equilibrio.
  • Son de gran tamaño.
  • Poseen diversas funciones.
  • La mayoría de los tractores se caracterizan por tener una función determinada.
  • Todos los tractores que se encuentran en el mercado poseen un sistema paralelo hidráulico.
  • Si la persona utiliza el tractor de forma adecuada, se podrán evitar los riesgos del mismo.

Para qué sirve un tractor

Importancia de un tractor en la actualidad

Los tractores se han convertido en vehículos agrícolas muy importantes en la actualidad, debido a que es clave para el proceso de la alimentación. Además de servir para arar o labrar el campo, el tractor también se usa para el tratamiento de los diversos cultivos. Aparte de ello, existen más tipos de tractores con funciones distintas, como por ejemplo los que se usan para el sistema de riego.

Además de ello, hoy en día, gracias a los avances de la tecnología existen distintos dispositivos que permiten un desempeño mejor, y hacen más fácil el proceso de cultivo. En definitiva, hay que tener en cuenta que los tractores hoy en día son muy importantes para la alimentación de los seres humanos, debido a que son instrumentos totalmente claves para las distintas cosechas agrícolas.

Deja un comentario