Qué Es Y Para Qué Sirve Un Tornillo – Tipos – Historia Y Partes

Se le conoce como tornillo al elemento mecánico usado en las fijaciones temporales de piezas entre sí, que están proporcionadas de una caña con rosca de forma triangular. Por medio de una ejercida fuerza de torsión en su cabeza con un destornillador o una llave adecuada, se puede incrustar en un agujero a su medida roscado. Como también puede atravesar diversas piezas y acoplarse a alguna tuerca. En esta oportunidad, nos centraremos en para qué sirve un tornillo según sea su tipo.

El tornillo directamente deriva de la maquina sencilla y conocida como plano inclinado, que siempre trabaja o funciona en relación a un orificio roscado. Dichos elementos mecánicos, permiten que las piezas sujetas con los dichos tornillos, puedan ser desmontadas cuando la persona o la ocasión lo requiera.

Para qué sirve un tornillo

Historia del tornillo

Los primeros antecedentes de los usos de tornillos se remontan al conocido tornillo de Arquímedes, alrededor del siglo III antes de cristo. Elaborado por el dicho sabio y griego Arquímedes. Debido a que en dicha época en el valle del Nilo precisamente se utilizaba para la elevación de agua.

Durante el renacimiento, los tornillos empezaron a utilizarse como elementos o herramientas de fijación en los relojes, construcciones mecánicas, máquinas de guerra, etc. Por entonces, el conocido Leonardo da Vinci desarrollo métodos para el tallado de dichos tornillos. Sin embargo, estos siguieron realizándose a manos, y no se normalizado correctamente hasta el comienzo de la Revolución industrial.

El ingeniero británico Joseph Whitworth en el año 1841, definió la rosca. William Sellers, en el mismo año hizo lo mismo en los Estados Unidos. Dicha situación fue prolongada hasta el año 1946, cuando ISO (Organización Internacional de Normalización) definió el sistema de rocas métricas, actualmente adoptado en prácticamente todos los países. En cambio, en los Estados Unidos se sigue utilizando la norma SAE, es decir, Sociedad de Ingenieros de Automoción. En conclusión, se define la rosca métrica como un instrumento que facilita el engrase y forma un ángulo de 60°.

Para qué sirve un tornillo

Para qué sirve un tornillo – Uso

Los tornillos son dispositivos o herramientas comúnmente pequeñas que se utilizan para la fijación o sujeción de algún objeto. Esta herramienta cuenta o posee un cuerpo conocido como caña, es enroscado, alargado y se introduce en las superficies. También cuenta con una cabeza que posee ranuras para que se pueda utilizar una herramienta, y de tal forma realizar la correspondiente fuerza para su fijación o sujeción.

Para qué sirve un tornillo

Tipos de tornillos

Se podría decir que los tornillos son herramientas presentes en la mayoría de los campos de madera, construcciones metálicas u otras actividades. Por tal razón, existen muchos tamaños, tipos y procesos de fabricación o elaboración. Desde el ámbito de utilización, se pueden enumerar los siguientes tipos:

  • Tornillos de usos generales
  • Tornillos miniaturas
  • Tornillos de altas resistencias
  • Tornillos inviolables
  • Tornillos de alta precisión
  • Tornillos especiales o grandes
  • Tornillos elaborados de titanio

Para qué sirve un tornillo

A continuación, se detallaran algunos según su material, uso y forma:

Tornillos para madera

Este tipo de tornillo, reciben la denominación de tirafondo para madera. Su calidad y tamaño está regulado por la norma DIN-97 y posee una rosca que establece el 3/4 de la longitud que posee la espiga. Se pueden elaborar en acero dulce, latón, inoxidable, cobre o aluminio. Como también pueden estar niquelados, galvanizados, bicromatos, entre otros. Pueden poseer diversas cabezas, como por ejemplo:

Cabezas planas: Se utilizan en el área de la carpintería, en general, en donde se necesite dejar sumergida o a ras la cabeza del tornillo de la superficie.

Cabezas puntiagudas: La parte inferior de la cabeza, posee una forma que le facilita hundirse en la superficie, por lo cual solo sobresale la parte superior que es redondeada.

Cabezas redondeadas: Se utiliza para la fijación de piezas que son muy delgadas, como para permitir que el tornillo se hunda completamente en ellas. Sin embargo, también sirve para unir varias partes que necesiten rocas o argollas.

Para qué sirve un tornillo

Autorroscantes y autoperforantes para maderas duras

Los dos tipos de tornillos pueden abrir su camino propio. Se pueden elaborar en una gran variedad de formas especiales. Según sea el tipo de trabajo a realizar, y el material en el cual se empleará se determina la forma correcta. Los autoperforantes se caracterizan porque su punta es una broca, lo cual hace que las perforaciones guías se eviten para su instalación. Los autorroscantes poseen su extremo en forma cónica y la mayor parte de su caña es totalmente cilíndrica.

Para qué sirve un tornillo

Tornillos de rosca cilíndrica para uniones metálicas

Cuando se desean unir varias piezas metálicas, se usan los tornillos con rocas triangulares que se pueden atornillar en agujeros ciegos. Como también, en tuercas con arandelas en un agujero pasante. Normalmente este tipo de tornillo es el que usa en las maquinas debido a que se necesitan de ellos para que soporten correctamente los esfuerzos a los que se encuentran sometidos. Como también que no se aflojen en medio del funcionamiento o uso de la maquina en la cual estén colocados.

Para qué sirve un tornillo

Partes de un tornillo

Los tornillos no constan de tantas partes, simplemente se pueden dividir en las 3 partes más comunes:

-La cabeza: Es la parte o área del tornillo que permite la realización del movimiento giratorio para poder atornillas con diferentes herramientas. Como por ejemplo, las llaves fijas, inglesas, allen o los destornilladores. La forma de la cabeza se puede dividir en cuadrada, avellanada, cilíndrica y hexagonal.

En la tipología de los tornillos, la cabeza, la ranura o el tipo de huella también es un factor muy importante. Por lo cual, existen tornillos con ranuras Allen, fresadas, Philips, Pozidriv, Torx, entre otros.

-El cuello: Otra parte importante del tornillo es el cuello, que se asocia con la parte del cilindro que no se enrosca. El cuello de los diversos tornillos puede a menudo formar diferentes formas a la cilíndrica, es decir, puede ser nervada, cuadrada, entre otras.

-La rosca: Es la parte de la caña o cilindro que es  surcada o tallada. A su vez la rosca consta de 3 partes:

  1. Filete o hilo: Son todos los salientes del tornillo, que están compuestos por una cresta que hacía dos valles recae, el del filete posterior y anterior.
  2. Cresta: Es la parte más elevada o saliente del hilo o filete.
  3. Fondo o raíz: Es la parte del tornillo que forma el valle.

Para qué sirve un tornillo

Otros datos de los tornillos y sus propiedades:

Las roscas o el hilo del tornillo se puede orientar hacia la izquierda o hacia la derecha. En la gran parte de los casos, se atornilla en sentido de las agujas del reloj, es decir, rosca derecha.

La rosca puede ser múltiple o sencilla, es decir, doble o triple, según sean los hilos que se encuentren alrededor del cilindro. Por lo cual, cuantos más hilos tenga la rosca, el atornillo será más rápido, si bien, se podría decir que los de rosca sencilla son los más comunes.

Para qué sirve un tornillo

[simple-author-box]

Deja un comentario