La Glándula Tiroides – 2 Funciones Importantes Que Debes Conocer

La tiroides es una glándula que libera hormonas que controlan el metabolismo, esta pequeña glándula con forma de mariposa ubicada en la parte delantera del cuello, son esenciales ya que regulan el crecimiento, el desarrollo y el metabolismo, La tiroides consiste en dos lóbulos unidos por una banda angosta de tejido tiroideo llamada istmo, Estos lóbulos están formados por muchos lóbulos pequeños unidos con tejido conectivo. Es importante ya que su mal funcionamiento puede traer trastornos metabólicos.  La tiroides está controlada por la glándula pituitaria, que actúa como una especie de termostato hormonal, si deseas conocer para que sirve la tiroides, estás invitado a leer este completo post.

2 Funciones que ejerce la tiroides

La tiroides segrega tres hormonas denominadas: Tetrayodotironina (T4), triyodotironina (T3) y calcitonina.

para que sirve la tiroides

1. Las hormonas tiroideas T4 y T3

Controlan el metabolismo del cuerpo, específicamente, señalan a las células para convertir el oxígeno y las calorías en energía, cabe destacar que cada una de las célula del cuerpo depende de estas hormonas. La tiroides los produce en un flujo constante, pero liberará más cuando su cuerpo necesita energía extra. ¿Siente frio? La tiroides liberará hormonas adicionales para mantener el calor.

La tiroides usa yodo para fabricar T4. Alrededor del 80% de la hormona tiroidea en el cuerpo es T4. T3 es una forma menos común, pero mucho más potente de la hormona, la misma se refina a partir de T4 en la tiroides, el hígado y la glándula pituitaria.

2. La calcitonina

La tiroides también produce una tercera hormona denominada calcitonina. Esta hormona disminuye los niveles de calcio en la sangre promoviendo la reabsorción de calcio en los huesos. En el mismo orden de ideas, es muy importante debido a que su hormona antagonista: La hormona paratiroidea (segregada por otra glándula) lo que hace es aumentar los niveles de calcio en sangre, bajando la absorción de calcio en los huesos. Si no se mantiene este equilibrio tan perfecto de la naturaleza, la persona puede recurrir a la muerte.

¿Cuáles son los trastornos comunes de la tiroides?

para que sirve la tiroides

1. Hipotiroidismo

 Esto quiere decir que la tiroides esta poco activa, dicho de otro modo, que no produce cantidades suficientes de hormona tiroidea. Los síntomas incluyen: Dolor en las articulaciones y los músculos, sensibilidad al frío, aumento de peso, fatiga y debilidad, mayor sensibilidad al frío, estreñimiento, cabello quebradizo y uñas, ciclos menstruales pesados ​​o irregulares, depresión, perdida de cabello, frecuencia cardíaca lenta, cara hinchada, manos y pies, ronquera.

El hipotiroidismo es especialmente devastador en los que aún se están desarrollando. En niños, bebés y fetos, la condición puede conducir a un subdesarrollo físico y mental permanente. Es especialmente importante que las mujeres embarazadas se aseguren de obtener una nutrición adecuada para la tiroides.

2. Hipertiroidismo

No debe confundirse con el hipotiroidismo, ya que el hipertiroidismo es todo lo contrario a la anterior, es decir, una glándula hiperactiva. Esta condición ocurre cuando la tiroides crea demasiada hormona tiroidea. Hay varias causas potenciales de hipertiroidismo, incluida la enfermedad de Graves, adenomas tóxicos y tiroiditis subaguda.

Los síntomas comunes de hipertiroidismo incluyen: Dificultad para concentrarse, pérdida de peso, apetito incrementado, frecuentes evacuaciones intestinales y diarrea, temblores, sudoración y aumento de la sensibilidad al calor, perdida de cabello, ciclos menstruales irregulares, alta presión sanguínea, palpitaciones del corazón, inquietud e insomnio, nerviosismo, ojos saltones y con picazón.

Su causa es la enfermedad de Graves. Es un trastorno autoinmune y la causa más común de hipertiroidismo. Hace que el sistema inmune identifique erróneamente la glándula tiroides como un cuerpo extraño y la ataca con anticuerpos. Esto inflama la tiroides y causa la sobreproducción de hormona tiroidea. La enfermedad de Graves puede afectar a personas de cualquier edad o género, pero es más común en mujeres mayores de 20 años.

3. Tiroiditis

Es la inflamación de la tiroides. Puede ser causado por una infección viral, trauma, trastornos inmunológicos o reacciones a medicamentos. El dolor puede o no ser un síntoma, según el tipo de tiroiditis.

La enfermedad de Hashimoto es un tipo de tiroiditis en la cual su propio sistema inmune se dirige e intenta destruir su glándula tiroides. Las primeras etapas pueden ser indetectables, pero eventualmente pueden conducir a inflamación, aumento de tamaño de la tiroides e hipertiroidismo. Es más común en mujeres de mediana edad y personas con antecedentes familiares de trastornos tiroideos.

La tiroiditis subaguda es una tiroides hinchada, inflamada y dolorosa que se cree que es causada por una infección viral. Ocurre con mayor frecuencia en mujeres de mediana edad que recientemente han tenido una infección del tracto respiratorio superior.

4. Bocio

Un bocio, es cualquier agrandamiento de la glándula tiroides, que a menudo causa hinchazón visible en el cuello. Los bocios pueden crecer a enormes tamaños. En todo el mundo, la causa más común de bocio es la deficiencia de yodo. Cuando la tiroides no está recibiendo suficiente, crece más en un intento de capturar tanto yodo como sea posible.

5. Nódulos tiroideos

Un nódulo tiroideo es un pequeño bulto de crecimiento en la glándula tiroides. La mayoría de los nódulos tiroideos no son cancerosos y no invaden otros tejidos.

6. Cáncer de tiroides

Es el octavo tipo más común de cáncer en los Estados Unidos, por ende es el cáncer más común del sistema endocrino, y las tasas están aumentando. La buena noticia es que la mayoría de los tipos de cáncer de tiroides crecen lentamente y pueden tratarse con éxito si se detectan temprano. La tasa de supervivencia para el cáncer de tiroides por lo general es buena.

El tratamiento tradicional más común del cáncer de tiroides es la cirugía, que implica la extirpación total o parcial de la glándula tiroides. Esto generalmente se combina con tratamientos hormonales y radioterapia.

El cáncer de tiroides puede afectar a cualquiera, pero ciertos grupos enfrentan un mayor riesgo. Al igual que todos los tipos de trastornos de la tiroides, el cáncer de tiroides afecta a las mujeres a una tasa mucho más alta que los hombres.

La edad también juega un factor. Para las mujeres, el riesgo alcanza su punto máximo en los 40 y los 50, mientras que los hombres son más vulnerables en sus 60 y 70 años. La historia familiar juega un papel menor. Aquellos que recibieron tratamientos de radiación en la cabeza o el cuello, especialmente durante la infancia, también enfrentan un mayor riesgo.

¿Cómo funcionan las pruebas de tiroides?

Diagnosticar un trastorno de la tiroides puede ser difícil. Las diferentes condiciones que requieren diferentes tratamientos pueden tener síntomas similares. Las afecciones que tienen síntomas devastadores en un individuo pueden no producir síntomas en otro. Los proveedores de atención médica pueden realizar una serie de pruebas que pueden ayudar a identificar los trastornos de la tiroides.

La salud de su tiroides es demasiado importante como para dejar a la especulación y un enfoque de “atención y ver qué funciona” para la atención médica. Si sospecha que tiene un trastorno de la tiroides, programe una prueba de tiroides con su proveedor de atención médica.

Por lo general, una prueba consiste en extraer su sangre y analizarla en un laboratorio, quien medirá sus niveles de hormonas y anticuerpos. La salud de la tiroides es compleja: lo que se considera normal para una persona puede ser anormal para otra persona. Ciertos medicamentos también pueden sesgar los resultados. Su proveedor de atención médica debe tener en cuenta su historial médico completo antes de hacer un diagnóstico.

La prueba de TSH verifica los niveles sanguíneos de la hormona estimulante de la tiroides. Es la prueba más confiable para el hipotiroidismo / hipertiroidismo y generalmente es la primera prueba que realizará su proveedor de atención médica. Los niveles altos de TSH significan que la glándula pituitaria está trabajando horas extras, intentando que la tiroides produzca más hormona tiroidea. Alternativamente, bajo TSH significa que la hipófisis detecta niveles anormalmente altos de hormona tiroidea y ha restringido la producción de TSH. La TSH baja generalmente indica hipertiroidismo, y la alta indica hipotiroidismo.

►Video recomendado: ¿Para que funciona la tiroides?

Deja un comentario