Para Qué Sirve Un Supositorio – Ventajas, Riesgos, Tipos, Contraindicaciones, Precauciones Y Efecto.

Los supositorios son sólidas preparación en forma de bala, y son diseñados para una inserción sencilla en el ano. Normalmente se elaboran a base de un aceite vegetal que posee la medicina. En este artículo, nos centraremos en para qué sirve un supositorio. 

Estos pequeños instrumentos médicos se disuelven a la temperatura del cuerpo y se extiende gradualmente en la capa interna del recto (intestino grueso) desde donde transcurre al torrente sanguíneo de la persona. Los supositorios se utilizan tanto para una vía alternativa a formas orales de medicinas o para una acción local en el recto. Como por ejemplo, son útiles cuando a una persona se le imposibilita ingerir medicinas. Por tal razón, fácilmente el fármaco se absorbe desde el recto debido a que dicha zona posee un gran riego sanguíneo.

Para qué sirve un supositorio

Para qué sirve un supositorio

Uno de los medicamentos que más ha durado en el tiempo, y por lo cual ha pasado de generación en generación, son los famosos supositorios. Debido a que los mismos son los más usado en los niños y bebes que sufren de estreñimiento moderado o leve. Incluso, estos pequeños medicamentos también pueden ser utilizados en los adultos.

Es muy fácil la colocación de dichos supositorios, solo deben ser introducidos o colocados en el recto, a pesar de que a veces se necesite un poco la introducción del dedo. Luego, se debe presionar para así asegurar que el supositorio sea expulsado por el organismo. Para ello, se debe mantener el dedo en el ano haciendo un poco de presión. Dichos supositorios generalmente de glicerina, se encargan de estimular las contracciones musculares del recto, de forma que así facilitan la expulsión del material fecal. Como también, de la glicerina sin realizar un grande esfuerzo.

Tipos de supositorios

Los tipos de supositorios se clasifican según la acción que sea ejercida:

-Acción mecánica: Este tipo de supositorio se basa en provocar la evacuación en los casos de estreñimiento (el mas común). Los mismos son formulados con excipientes hidrófilos del tipo de la glicerol gelatina, para que así se pueda irritar la mucosa del recto y generar el incremento del peristaltismo por vía refleja.

-Acción local: Se encargan de producir una acción sedante y astringente sobre los esfínteres y la mucosa del recto. Se preparan normalmente con excipientes grasos. Deben suministrar una cesión muy lenta del principio activo para así poder retardar su posible absorción, debido a que no se quieren efectos sistémicos.

-Acción sistémica o general: Este tipo de supositorio se encarga de favorecer la absorción del principio activo, como también el paso a la circulación general. Los mismos pueden ser elaborados con excipientes hidrófilos y lipófilos siempre que faciliten lo más rápido la liberación completa del fármaco o medicamento.

Para qué sirve un supositorio

Ventajas de los supositorios

  • Brindan un eficaz alivio del estreñimiento ocasional.
  • Es rápido su efecto, normalmente actúa entre los 15 y 25 minutos.
  • Actúa de manera local.
  • No puede ser absorbido.
  • Hasta los momentos no se conocen interacciones con algunos otros medicamentos.
  • Viene en distintas presentaciones para niños, adultos y lactantes.

Tiempo de efecto

Para poder conseguir la evacuación, se aplica el supositorio y se deja actuar entre 15, 30 o 25 minutos. No es totalmente necesario que se disuelva completamente el supositorio para que pueda generar su efecto. En caso de que ocurra una constipación severa, se podría repetir la aplicación después de mínimo 30 minutos de la primera aplicación.

Para qué sirve un supositorio

Riesgos de los supositorios

A pesar de que pueda ser extraño, en algunas personas se originan efectos secundarios graves, y en algunas ocasiones pueden ser mortales al consumir algún medicamento. Por lo cual, es importante buscar de inmediato atención medica si se presenta algunos de los signos o síntomas siguientes que se pueden relacionar con un muy grave efecto secundario:

  • Signos de alguna reacción alérgica. Como por ejemplo, urticaria, sarpullido, piel roja, comezón, hinchazón, piel descamada o ampollada, sibilancias y opresión en la garganta o pecho. Como también, se puede originar dificultar para hablar, tragar o respirar, hinchazón de la boca, labios, garganta, cara y lengua, ronquera inusual entre otros signos.
  • Muy fuerte dolor de estómago.
  • Dolor rectal o sangrado por el recto.

Los demás efectos secundarios que se pueden producir son:

  • Dolor de barriga y calambres en el estómago (fuertes o leves).
  • Heces sueltas conocidas como diarrea.
  • Gases.
  • Irritación o ardor rectal.

Precauciones

Es importante avisarle al médico o farmacéutico si la persona:

  • Es alérgico a algún determinado medicamento
  • Está consumiendo otros medicamentos sea o no con prescripción de un especialista.
  • Si está en estado de embarazo, o esta amamantado en dicho momento.

Tampoco se recomienda el uso de forma prolongada de los supositorios sin el consentimiento del médico. Si la persona está embarazada mientras consume el laxante, inmediatamente debe dejar de consumirlo o usarlo y deberá consultar con su médico de confianza. También es importante aclarar que si la constipación no se encuentra justificada por un cambio en los hábitos de vida o alimentación no se deben usar supositorios.

Si la misma constipación se encuentra acompañada de distensión en el vientre, dolor y fiebre, la persona deberá consultar de manera inmediata a su médico.

Para qué sirve un supositorio

Contraindicaciones de los supositorios

No se recomienda el uso de supositorios si la persona padece de alguno de los siguientes problemas:

Hipersensibilidad a alguno de los excipientes o al principio activo.

Recto-colitis hemorrágica, afecciones ano-rectales o procesos hemorroidales inflamatorios.

Niños que tengan menos de 12 años (Dependiendo del supositorio)

Para qué sirve un supositorio

También, es importante aclarar que los laxantes se encuentran contraindicados para los pacientes que sufren de nauseas, cólicos, retortijones, vómito y otros signos de enfermedades. Como por ejemplo, enfermedades de obstrucción intestinal, dolencias intestinales inflamatorias aguda, apendicitis o en general cualquier persona que sufra o padezca de algún dolor abdominal de origen desconocido.

Deja un comentario