3 Principales Funciones Que Desempeña La Sangre En El Cuerpo

Misteriosa e intrigante. Una sustancia que da paso a una especialidad, compleja y perfecta, ha capturado la imaginación de los humanos desde el principio del hombre, desarrollando un papel central en nuestra cultura, folklore y espiritualidad. No sólo es hermosa, sino también atemorizante cuando pasa a algún estado anormal o simplemente deja de funcionar. La sangre tiene un rol fundamental en nuestro día a día, explicando desde nuestros dolores de cabeza a nuestro enrojecimiento facial cuando vemos algo que nos gusta. Cuando nos sentimos mal, nos mandan a hacer pruebas de sangre ya que se hace una lectura en frio del cuerpo humano en general. Este post te enseñará para que sirve la sangre desde un punto científico.

 

Para qué sirve la sangre – 3 Funciones que cumple

Es una sustancia fluida que en resumidas cuentas posee tres funciones:

1. Transportar sustancias

La sangre, mediante la barrera hematogaseosa (que se encuentra entre los capilares y los bronquiolos que se ven envueltos por ellos en los pulmones) hace intercambio entre el oxígeno que inhalamos por algo de carbono que habita el cuerpo. Haciendo así que los hematocitos (glóbulos rojos) que habitan la sangre, por medio de la proteína hemoglobina, fijen el oxigeno (O2) y eliminen el dióxido de carbono (CO2), que termina siendo el aire que exhalamos. El oxigeno que corre por nuestra sangre es necesario para oxidar la glucosa que consumimos en las comidas, y así producir energía.

También transporta los nutrientes que se absorben en el intestino delgado, es decir, los productos útiles que resultan de los alimentos que consumimos. Oxida lo que necesita, y lo que no, lo lleva a sitios de almacenamiento (al hígado, o al tejido adiposo) en el resto del cuerpo. Transporta productos de desecho también que desintoxican los riñones y el hígado. Y muy importante, lleva las hormonas desde cada glándula para que así actúen manteniendo el equilibrio del cuerpo humano.

Por si no fuera poco, le otorga calor a la piel para ayudar a regular la temperatura corporal.

2. Protege el cuerpo humano

Ya mencionamos los glóbulos rojos, son solo uno de muchos tipos de células que viajan a través de la sangre y trabajan dentro de ella. También se encuentran los glóbulos blancos o leucocitos, que son los conocidos policías del cuerpo humano. Hay muchos tipos de glóbulos blancos que tienen una función inmunológica especifica, de ataque rápido o lento dependiendo sea el caso. Viral o bacteriano, etcétera. También posee otras células que participan en la inflamación por las alergias y por último a los trombocitos o plaquetas, que ayudan a coagular la sangre evitando una pérdida dañina de esta.

3. Regulación

La sangre ayuda a regular el pH al interactuar con ácidos y bases. Esta tiene un pH de 7,4 a diferencia de muchas otras sustancias en el cuerpo humano tales como la orina o el ácido estomacal. Manteniendo el medio interno neutro (y también algo ligeramente alcalino) permite el buen funcionamiento y la homeostasis de nuestro cuerpo. También, muy importante, regula el balance hídrico transfiriendo agua a distintos tejidos. Hay de 4-6litros de sangre en el cuerpo humano, esto se llama volemia. Tener menos de eso se denomina hipovolemia, y tener los valores sobre lo normal: Hipervolemia.

¿Dónde se produce la sangre?

La sangre se produce en la médula ósea, una parte blanda que se encuentra en el interior del hueso. Sin embargo, en vida embrionaria se ha detectado que la eritropoyesis se produce en los riñones y en el hígado. Lo más interesante de este tema, es que muchos leucocitos que se encuentran en el timo o en el bazo (dándole honor a sus nombres: Leucocitos T y Leucocitos B) tienen también su origen en la médula ósea, sólo viajan a esos órganos para poder completar algo llamado “educación timocitica”, donde se entrenan contra agentes patógenos nuevos y se condicionan para formar nuevos anticuerpos.

Para que sirve la sangre

¿Cuáles tipos de enfermedades en la sangre hay?

Hay una amplia gama de enfermedades sanguíneas que son tratadas, estudiadas y diagnosticadas por los expertos en ella: Los hematólogos. Algunos de estos desordenes, como en todo, son benignos y otros malignos o cancerosos. Uno o más de los tres tipos principales de la sangre pueden verse involucrados dependiendo de la patología. No todos requieren tratamiento, esta lista muestra los desordenes más comunes:

  1. Anemia

Se define como una deficiencia en el número de glóbulos rojos y hasta a veces, más allá de una deficiencia numérica, se trata de la poca capacidad de fijación del hierro por la hemoglobina (la proteína de los glóbulos rojos).

  1. Anemia aplástica

Ocurre cuando la médula ósea no produce suficientes de los tres tipos de células sanguíneas: eritrocitos, leucocitos y trombocitos.

  1. Anemia falciforme

Es un trastorno sanguíneo cuya vía de transmisión es genética, es decir, es hereditaria. Las células de la sangre poseen forma de C y bloquean el flujo sanguíneo. Debido a la malformación de estas células, hay un flujo pobre de sangre a las extremidades y a los órganos causando así un daño crítico.

  1. Talasemia

Trastorno sanguíneo también genético que afecta a la proteína hemoglobina, cuya función es la de fijar el hierro y transportar el oxigeno y el CO2 dentro y fuera del cuerpo respectivamente.

  1. Mielofibrosis

Crónica, se manifiesta por una sobreproducción de colágeno dada por el tejido conjuntivo. No debemos olvidar que la sangre es un tipo de tejido conjuntivo, sin embargo no se especializa en la producción de colágeno, el material responsable de volver fibroso cualquier parte del cuerpo. Una medula ósea fibrosa, anemia y un bazo agrandado son lo que caracteriza a esta patología también conocida como metaplasia mieloide agnogénica.

  1. Mieloma

El cáncer de un tipo específico de leucocitos: Las células plasmáticas.

  1. Mielodisplasia

La médula ósea no funciona correctamente, por lo tanto deja de producir un número mínimo de células sanguíneas normales.

  1. Leucemia

Los glóbulos blancos crecen sin control: es el cáncer de los leucocitos. No debe confundirse con el mieloma explicado con anterioridad. La leucemia se clasifica según la rapidez con que crece la enfermedad y el tipo de células afectadas (recordar que hay muchos tipos de leucocitos)

  1. Linfoma

En los ganglios linfáticos o cualquier tejido linfoide asociado a mucosas encontrado en el cuerpo humano se originan tumores malignos.

  1. Trastornos plaquetarios

Una deficiencia en las plaquetas que causa moretones y sangrado excesivo.

  1. Hemofilia

Bajan los factores de coagulación de la sangre formando así trastornos hemorrágicos.

  1. Púrpura inmune trombocitopénica (PTI)

Parecido a la hemofilia, disminuye el número de plaquetas lo que causa fácil aparición de moretones (hematomas) y sangrados.

  1. Enfermedad de von Willebrand

El factor de coagulación de von Willebrand posee una súbita deficiencia, lo que conlleva a un sangrado excesivo y sin control.

  1. Trombocitosis esencial

Coagulación excesiva debido a que se produce un número alto anormal plaquetario.

  1. Estados hipercoagulables

Anomalías genéticas, es decir, heredadas que también pueden ser adquirídas por otro medio. Aumentan riesgos de producir coágulos en sitios y contextos inadecuados: El ejemplo más sencillo al respecto es de una vena varicosa.

  1. Hemocromatosis

El cuerpo absorbe cantidades adicionales de hierro de su dieta diaria y con el tiempo. El exceso de hierro puede acumularse en órganos como el corazón, el hígado y el páncreas. A la larga pueden producirse diabetes, cardiopatías e insuficiencias hepáticas.

¿Por qué es importante conocer los grupos sanguíneos?

Para que sirve la sangre

Son importantes en el momento que la persona en caso de emergencia decida donar sangre o la necesite. Obtener el tipo de sangre incorrecto puede enfermar a la persona, debido a que cada tipo de sangre distinto posee diferentes tipos de glucocalix. Estas proteínas son como “las llaves” que permite que las células puedan interactuar entre sí. Si las células no interactúan entre sí, la sangre no puede cumplir sus tres funciones que fueron descritas en el inicio de este artículo. El tipo de sangre AB+ se conoce como un receptor universal debido a que sus tres tipos de células en la sangre aceptan cualquier tipo de “llave”. El tipo de sangre O- es el donante universal ya que posee “llaves” que funcionan en todos los tipos de células.

►Video recomendado: Conoce para qué sirve la sangre y sus componentes.

 

Deja un comentario