Qué Es Y Para Qué Sirve Un Relé |Tipos – Funcionamiento Y Partes

Los relés, fueron creados en el año 1835 en la Universidad de Nueva Jersey, por el conocido pionero y norteamericano Joseph Henry. El señor Henry uso un electroimán pequeño, y dedujo que los relés se podían utilizar para controlar en distancias muy largas, las maquinas eléctricas. El relé o relevador es un tipo de dispositivo electromagnético. Funciona como un interruptor manejado por un circuito eléctrico en el cual, a través de un electroimán y una bobina se acciona un juego de 1 o diversos contactos que permiten cerrar o abrir otros circuitos eléctricos independientes. En esta oportunidad, nos centraremos en para qué sirve un relé.

Debido a que los relés son capaces de manejar los circuitos de salida de potencia mayor que el de entrada, se pueden considerar, como un amplificador eléctrico en un sentido amplio. De tal forma, fueron usados en la telegrafía. Realizando la función de repetidores que producían una señal nueva con corrientes procedentes de pilas locales, por medio de la débil señal que es recibida por la línea, fueron conocidos como ”relevadores”. Este tipo de artefacto también fue utilizado en telefónica de equipos electrónicos y conmutación, por lo cual lograron tener gran popularidad hasta a finales del año 1940, donde llegaron los transistores.

Para qué sirve un relé

Para qué sirve un relé

Se podría decir que el uso de los relés es muy sencillo, ellos se encargan de controlar o manejar el flujo de la energía eléctrica en un circuito eléctrico, es decir, como parte de dicho circuito, se encarga de abrir o cerrar contactos según sean las condiciones dadas por el equipo, circuito o diseño. Los ingenieros utilizan un relé para poder lograr operar un dispositivo de alto consumo por medio de un circuito o intensidad de bajo consumo. Logrando así la disminución de tamaño de los interruptores, minimizando los riesgos de cortos circuitos y aligerando el peso del automóvil si se trata de esa función. Como por ejemplo, podriamos usar un motor eléctrico.

Para poder cambiar un relé, se debe asegurar que los contactos no se hayan dañado o estropeado por causa del calor, el reemplazado deberá ser de la misma capacidad, y es importante que las posiciones de los terminales puedan coincidir, como también su denominación.

Para qué sirve un relé

Tipos de relé

Existen diversos tipos de relé que varían según su función, a continuación explicaremos algunos relés:

Relés electromecánicos:

Están conformados por unos contactos y una bobina los cuales son capaces de conmutar corriente alterna, o corriente continúa. Los distintos tipos de relés electromecánicos son los siguientes:

Relés de tipo armadura: Son los más utilizados y también los más antiguos. El electroimán se encarga de vascular la armadura al ser alterada, produciendo el cierre de los contactos dependiendo si es normalmente abierto o normalmente cerrado.

Relés de Núcleo Móvil: Estos tipos de relés poseen un embolo en lugar de una armadura. Se usa un solenoide para poder cerrar los contactos, debido a su fuerza mayor atractiva, por lo cual es la más útil para poder manejar la corrientes altas.

Relé tipo Reed o de Lengüeta: Estos relés se encuentran formados por una ”ampolla” de vidrio, en la cual, en su interior, se sitúan los contactos que pueden ser hasta múltiples. Se encuentran montados sobre unas láminas delgadas metálicas. Los dichos contactos se cierran a través de la alteración de 1 bobina, que se encuentra situada alrededor de la dicha ampolla

Relés Polarizados: Son los relés que poseen una armadura pequeña, solidaria a un permanente imán. El extremo exterior de dicho relé puede girar dentro de un electroimán, específicamente dentro de sus polos, y el otro extremo posee una cabeza de contacto. Si se altera el electroimán, se cierran los contactos y la armadura se mueve. Si su polaridad es opuesta, el relé girara en el sentido contrario, cerrando otro circuito o abriendo los contactos. Sin embargo, también puede cerrar varios circuitos.

Relés de estado sólido: Los relés de estado sólido o SSR, son circuitos electrónicos que en su interior poseen un circuito que es disparado por nivel, dicho circuito se encuentra acoplado a un transistor (o  tiristor) y a un interruptor semiconductor.

Para qué sirve un relé

Funcionamiento de un relé

El funcionamiento principal de un relé, es el de activar, encender, o poner en marcha algo por medio de una señal eléctrica. Y su intensidad es mucho menor que la intensidad que va a consumir el aparato o receptor que se quiere poner en marcha. Una de las características más  importantes de los relés es que la parte o zona que emite la señal para poder poner en marcha el relé, se encuentra aislada de la zona del relé que enciende o pone en marcha el receptor.

Para qué sirve un relé

Partes de un relé

A continuación se explicaran las partes más comunes de un relé:

  1. La bobina: La bobina de los relés normalmente se encargan de producir una corriente que es inducida en el bobinado para así poder crear el campo magnético.
  2. Conexiones de la bobina: Por medio de estas conexiones, se le podrá dar la tensión a la bobina, generalmente las tensiones son de 12 voltios o 24 voltios en las corrientes continúas.
  3. Núcleo: El núcleo se encuentra ubicado en la parte interior de la bobina, y se magnetiza para poder atraer la parte o zona metálica que es conocida como hierro inducido.
  4. Hierro inducido: Dicho hierro inducido se mueve por la atracción del núcleo, por lo cual se genera la unión de todos los contactos abiertos.
  5. Contactos abiertos: Los contactos abiertos son utilizados para darle la tensión al receptor que queremos que actué.

Para qué sirve un relé

 Por lo todo lo explicado a lo largo del artículo, se podría decir que los relés poseen una gran importancia, ya que permiten el control total de un dispositivo que se encuentre a distancia, sin tener que encontrarse cerca del dicho dispositivo para que pueda funcionar. Otro de los beneficios, es que estos artefactos pueden trabajar con poca corriente, sin embargo, son capaces de activar maquinas grandes que consumen una gran cantidad de corriente. Y por último, es que con solo 1 señal de control, se pueden manejar diversos relés al mismo tiempo.

Deja un comentario