3 Beneficios Terapéuticos De La Radioterapia

La radioterapia o también conocida como terapia de radiación de rayos X es un tratamiento empleado para tratar el cáncer en el cual se utilizan dosis altas para destruir las células cancerígenas y para disminuir el diámetro de los tumores. Habitualmente las personas desconocen que en algún momento ha utilizado la radioterapia pero en bajas dosis, por ejemplo cuando se someten a radiografías para observar el interior de su cuerpo. En este artículo aprenderás para que sirve la radioterapia y cuál es su aplicación terapéutica.

En primer lugar, la radiación es una energía que se desplaza de un lugar a otro, dicha energía se puede mover mediante ondas o partículas. Un ejemplo ilustrativo son los rayos X, pueden alterar o destruir células. La radioterapia utiliza rayos X muy altos para combatir el cáncer.

En la misma forma, la radioterapia utiliza ondas de alta energía, es decir, rayos gamma, rayos x para dañar y eliminar células cancerígenas. Lo normal es que las células se dividan para formas células nuevas e iguales. Aunque a veces la célula que son cancerígenas crecen y se dividen con más rapidez que las células normales. La radioterapia va a actuar en el ADN que está en las células cancerígenas produciendo una ruptura, ese rompimiento logra que las células no crezcan ni se dividan y le generen la muerte.

La radioterapia no elimina las células malignas rápidamente. Requiere de días y semanas con el tratamiento para que el ADN de las células cancerígenas se lesione y finalmente muera. Las células aun concluido el tratamiento continúan muriendo durante semanas o meses.

La radioterapia en el campo de la medicina

En el campo medico existen esencialmente dos tipos de radioterapia, la radioterapia interna y la radioterapia de haz externo. La radioterapia interna consiste únicamente en colocar radiación dentro del cuerpo, la fuente de la radiación puede ser liquida o solida. La radioterapia que se realiza con una fuente solida se denomina como braquiterapia. Este tipo de tratamiento incluye las semillas, capsulas o listones cuyo contenido es una fuente de radiación, el mismo se coloca en el cuerpo del paciente cerca del tumor o en el tumor.

Por otra parte, las fuentes que son liquidas se conoce como radioterapia sistemática. Este tipo de tratamiento funciona de manera que sea distribuido por todo el organismo a través de la sangre y llegue así a todos los tejidos, rastreando las células cancerígenas para destruirlas. Esta tipo de radioterapia se realiza vía endovenosa.

Con respecto a la radioterapia de haz externo el tratamiento es local, es decir, va dirigido a tratar un lugar especifico del cuerpo. Un ejemplo es si el paciente padece de cáncer de pulmón solo recibirá la radiación en el tórax y no en todo el cuerpo.

Es este sentido, la radioterapia depende de diversos factores tales como, el tamaño del tumor, el tipo de cáncer que tenga el paciente, la localización del tumor en el organismo, la cercanía del tumor a los tejidos sanos y normales que son sensibles a la radiación, si ha sido tratado contra el cáncer con otras medidas terapéuticas anteriormente, el estado físico y la historia clínica del paciente. Ademas de otros elementos a considerar como lo son la edad y si cursa con otras enfermedades.

Funciones de la radioterapia

La radioterapia sin importar el tipo no cubre a todas las partes del cuerpo, lo que quiere decir que no son muy eficaces como medida terapéutica para tratar el  que se ha extendido a muchos lugares en el organismo. A pesar de esta características, la radioterapia se usa para varios tipos de cáncer combinada con otro tratamiento o sola.

para que sirve la radioterapia

1.- Trata o reduce el tumor en los primeros estadios

Existen tipos de cancer que responden bien a la radiacion. En esos escenarios se utiliza la radiacion para disminuir el diametro del tumor o eliminarlo totalmente. En otros casos, frente a otros tipos de cancer se emplea la radiacion antes de recurrir a la cirugia para reducir el tamaño del cancer o usar ese metodo para prevenir la reaparicion del tumor.

Por otra parte, ante un cancer que se pueden usar las dos alternativas, tanto la radioterapia como la cirugia es preferible usar la radiacion porque causa menos lesiones al tejido y es mas factible que el organo siga funcionando con normalidad despues del tratamiento.

La radioterapia y la quimioterapia se pueden usar combinadas, debido a que algunos elementos farmacológicos de la quimioterapia potencia la acción de la radiación logrando un tratamiento mas eficaz. El inconveniente en usar ambos tratamientos en conjunto es que los efectos secundarios generalmente son mas graves.

2.- Evita la reincidencia del cáncer en otro lugar

El cancer puede extenderse y propagarse a lugares cercanos o no del lugar donde se originan. Los especialistas creen habitualmente saber que las celulas cancerigenas se han propagado, debido a que es su comportamiento comun, incluso cuando no se pueden captar en los estudios imageneologicos como TC (tomografia computarizada) o RM (resonancia magnetica). Con la radiacion se pueden tratar areas en los que el cancer amenudo se extiende para evitar que crezca y forme un tumor.  Un ejemplo son las personas que presentan cancer de pulmon, habitualmente pueden recibir radioterapia para evitar que llegue al cerebro.

3.- Puede aliviar los síntomas en el cáncer avanzado

Cuando el cáncer se ha propagado lo suficiente que hace que se dificulte curarlo, con la radioterapia se pueden reducir algunos de los tumores con la finalidad de que la persona se sienta un poco mejor. La radiación puede ayudar a atenuar los molestosos y problemáticos síntomas que producen los tumores, como lo son el dolor, la dificultad para respirar o tragar, los problemas intestinales que causan los estadios mas avanzados de cáncer. Esta forma de aplicar la radioterapia se le conoce como radiación paliativa.

Efectos secundarios de la radioterapia

La radioterapia puede causar efectos secundarios, ademas de lesionar, dañar y destruir los tejidos afecta de igual forma a las células sanas de la persona. El daño provocado en las células sanas puede acarrear consecuencias en el organismo. A parte, la radioterapia puede generar fatiga, es decir, las personas sienten un agotamiento y un cansancio. La fatiga puede aparecer de inmediato o aparecer progresivamente.

Los efectos secundarios estan condicionados de acuerdo al lugar del cuerpo donde este resiviendo el tratamiento.

En torno a lo indicado, un tratamiento localizado en la cabeza y el cuello puede generar caida del cabello, problemas para tragar los alimentos, fatiga, menos actividad tiroidea, entre otros. Por su parte, la radiotarapia ubicada en el estomago puede causar al igual que la anterior caida del cabello, cambios en la piel, diarrea, fatiga, nauseas y vomitos.

Estos son algunos de los efectos secundarios de la radioterapia. Es importante decir, que las células sanas que se lesionen en las sesiones de radioterapia se recuperan en pocos meses después de culminado el tratamiento. Aunque algunas veces las personas pueden presentar efectos secundarios que no muestran mejorías, algunos de esos efectos pueden continuar aun después de finalizadas las sesiones. Los efectos dependerán según la parte del cuerpo tratada, factores genéticos, hábitos negativos como el tabaquismo, entre otros.

►Video Recomendado: ¿ Que es la radioterapia y cuáles son los pros y los contras de su aplicación?

►►También te puede interesar

Compartir es sinónimo de bondad. Se bondadoso...

Deja un comentario