Para Qué Sirve Un Puente – 5 Tipos – Partes – Historia – Fallas

Los puentes son construcciones que permiten salvar los accidentes geográficos, como un caño, un rio, una carretera, un valle, un camino, un cuerpo de agua,  una vía férrea o cualquier otro tipo de obstáculo físico. Los diseños de los puentes varían según sea la naturaleza del terreno sobre el cual se construye y su función específica. En esta reseña nos centraremos en para qué sirve un puente.

Su cálculo y su proyecto (elaboración) pertenece a la ingeniería estructural, existiendo una gran variedad de diseños que se han trabajado a lo largo del tiempo, influidos por los materiales que en dicho tiempo hayan estado disponibles, al igual que las consideraciones económicas, las técnicas desarrolladas, entre otros aspectos. Al momento de analizar el diseño de algún puente, la calidad de la roca o el suelo donde se apoyara y el régimen del rio por el cual cruza, son realmente importantes para poder garantizar la vida del mismo.

Para qué sirve un puente

Para qué sirve un puente

El término ”Puente” se usa para denominar a las construcciones que sirve para conectar distintos espacios a los que de otra forma no se podría acceder. Por medio del pasar de los años, la ingeniería y el diseño de los puentes han variado en gran forma, así como también los materiales con los cuales se elaboran y su utilizan, siendo algunos simplemente para decorar.

Normalmente el principal objetivo de la construcción de un puente es evitar algún tipo de elemento geográfico que impide o dificulta el paso por hallarse de algún curso de valle, agua, o en un precipicio. En definitiva, se podría decir que los puentes sirven para colaborar con el:

  1. Tráfico de vehículos
  2. Paso de peatones
  3. El paso de trenes
  4. Paso de tuberías
  5. El paso de agua, es decir, viaductos.

Para qué sirve un puente

Historia de los puentes

Los primeros puentes fueron realizados con simples elementos naturales, como algún tronco dejado caer encima de piedras o un arroyo en algún rio. Dichos primeros puentes fueron una combinación de rocas agrupadas como pilares que sostenían maderos que trabajaban o funcionaban como tableros. Se dice que algunas tribus americanas utilizaron cañas y árboles para poder elaborar ”pasarelas” que les permitían salvar algunos agujeros de las cavernas.

Con el pasar del tiempo, aprendieron a elaborar cuerdas que permitían la unión de diversos elementos del puente. Dichas cuerdas también funcionaban para elaborar primitivos puentes de cuerdas que se ataban a los 2 lados que se quería cruzar. En cierta forma, así fue el nacimiento de los puentes colgantes.

Se podría decir que la historia de los puentes también es la historia de la ingeniería estructural. Según el tiempo se fue avanzando en conocimientos tanto de materiales como de formas y se fueron elaborando diversos puentes, unos más resistentes que otros, y cada vez se encontraban puente con mayor vano, más altos que otros, y con un uso menor de materiales.

Para qué sirve un puente

Tipos de puentes

A continuación se explicaran algunos tipos de puentes:

  1. Puentes de arco: Los puentes de arcos, como su nombre lo indica, utilizan una gran cantidad de arcos que varían según sea el tipo de fuerza de estrés y de carga que dicho puente deba soportar. Algunos ejemplos de estos puentes son el “Puente Viejo” en Mostar, Herzegovina y  Bosnia, como también ”El puente de la puerta del infierno” encontrado en Nueva York.   
  2. Puentes viga: Este tipo de puente realmente es muy básico y consiste en varias vigas de distintas formas y tamaños. Estos puentes puedan estar en forma de V o incluso inclinado. Un ejemplo de este tipo de puente es el de Pontchartrain Causeway, en el sur de Luisiana.
  3. Puentes de armadura: La armadura es un marco triangulado de elementos que principalmente actúan en comprensión y tensión. Las vigas Truss eran comunes en las construcciones de puentes antes de soldaduras.
  4. Puentes cantiléver o voladizos: Estos puentes en apariencia son parecidos a los puentes de arco, pero no apoyan sus brazos en cargas verticales, sino en las diagonales. Un ejemplo de este tipo de puente es en la ciudad de Nueva York conocido como ”Puente Queensboro”.
  5. Puentes colgantes: Este tipo de puente usa cables de la liga vertical o cuerdas para poder soportar el peso de la cubierta de dicho puente, al igual que el tráfico. En San Francisco se puede encontrar un ejemplo de este puente conocido como ”Golden Gate”.
  6. Puentes atirantados: Este puente utiliza cables de cubierta que directamente se encuentra conectados a 1 o más columnas verticales. Normalmente los cables se conectan a las columnas de 2 formas: Diseño en arpa y diseño en ventilador.

Para qué sirve un puente

Partes de un puente

En su apariencia técnica, la ingeniera de un puente tradicional, además de los cimientos, consta de 2 partes importantes; la infraestructura y la superestructura, y entre ellas se pueden encontrar los componentes básicos a continuación:

  • Tramo: Parte del puente que se encarga de sostener bastiones o pilastras.
  • Bastión: Se encuentra en la subestructura, es el apoyo para un tramo.
  • Ménsula: Es un recurso arquitectónico tradicional que se usa para descargar el sobrepeso de los bastiones y las pilas.
  • Relleno o ripio: Sustituye los materiales removidos, es decir, la tierra, rocas, arena, y se encuentra retenido por los estribos. También se encarga de reforzar la resistencia de pilastras y bastiones.
  • Asiento: Es la parte del bastión en la cual descansa un tramo, y los extremos de dos tramos distintos (en el caso de las pilas).
  • Losa de acceso: Es la superficie de rodamiento que se encuentra apoyada en la ménsula.
  • Apoyos: Ensamblajes y placas diseñados para poder recibir, transmitir y repartir reacciones de la estructura, apoyo como rodines y balancines.
  • Luz: Es la distancia media entre los bastiones consecutivos y las paredes internas de pilas.
  • Contraventeo: Es el sistema que se encarga de dar rigidez a la estructura.

Para qué sirve un puente

Fallas de los puentes

Se podría decir que las fallas en los puentes se podrían producir por las siguientes razones:

  1. Debido a la corrosión.
  2.  Al agotamiento o deterioro de los materiales.
  3. Vientos fuertes.
  4. Diseño estructural inadecuado para el lugar.
  5. Fuertes terremotos.
  6. Procedimientos inadecuados de construcción y/o elaboración.
  7.  Fallos por impacto de embarcaciones o sobrecarga.
  8.  Materiales defectuosos o en mal estado.
  9.  Fallos por crecidas.

Para qué sirve un puente

Por toda la explicación dada, se podría decir que los buenos materiales y el correcto conocimiento en todos los aspectos harán que el puente sea económico, seguro y duradero.

Deja un comentario