5 Trastornos Psicológicos Que Pueden Curarse Con Paroxetina

Desde hace varios años las empresas farmacéuticas se han encargado de producir una cantidad incontable de medicamentos para cualquier afección ya sea física o psicológica, en este artículo informativo se explicara para que sirve la paroxetina, uno de esos medicamentos utilizados con frecuencia para trastornos psicológicos de la conducta humana;  la paroxetina pertenece a una clase de medicamentos antidepresivos llamados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, estos funcionan al aumentar los niveles de serotonina, un neurotransmisor que ayuda al cerebro a enviar mensajes de una célula nerviosa a otra.

Aunque los médicos recetan paroxetina para tratar la depresión, también se usa para tratar los trastornos de ansiedad, que incluyen:

5 Trastornos que disminuye paroxetina

para que sirve la paroxetina

1.- Trastorno de pánico

Es un trastorno de ansiedad en la que el ataque de pánico puede ocurrir en cualquier lugar, y sin estímulos externos que lo provoquen, el individuo puede sentirse aterrorizado y abrumado, aunque no esté en peligro.  Cuando se da el episodio de pánico la persona suele tener: sudoración, temblores, dolor en el pecho, náuseas, palpitaciones, frecuencia cardiaca elevada y dolor de estómago, entre otros síntomas. La causa de este trastorno aún no se ha especificado al 100% sin embargo los médicos han descubierto que puede ser hereditaria, pero no están seguros de cuánto de eso se debe a sus genes o al entorno en el que creció. Las personas con trastorno de pánico pueden tener cerebros especialmente sensibles para responder al miedo de manera exagerada.

2.- Desorden de ansiedad social

Este trastorno es causado por el estrés ante situaciones sociales, la ansiedad en este punto aumenta por no saber cómo manejar estas situaciones. Es posible que una persona que padezca este trastorno evite todo contacto social porque las cosas que otras personas consideran normales, como hablar poco y mirar a los ojos, lo hacen sentir incómodo. El trastorno de ansiedad social; también conocido como fobia social es uno de los trastornos mentales más comunes, pero curables. Cuando una persona posee este trastorno, evita hablar en público, salidas o Citas, hacer contacto visual, comer delante de otras personas, ir a la escuela o al trabajo, entre otras cosas que tengan que ver directamente con el entorno social.

3.- Trastorno de ansiedad generalizada

Se caracteriza por la preocupación persistente y excesiva acerca de una serie de cosas diferentes, las personas con este padecimiento pueden anticipar un desastre y pueden estar demasiado preocupadas por el dinero, la salud, la familia, el trabajo u otros problemas comunes de la vida. A estas personas les resulta difícil controlar su preocupación, y pueden preocuparse más de lo que parece justificado por los eventos reales o pueden esperar lo peor, incluso cuando no haya motivos aparentes de preocupación.

Esta afección psicológica se diagnostica cuando a una persona le resulta difícil controlar la preocupación en el trascurso más o menos de seis meses y tiene tres o más síntomas que pueden incluir, dificultad para concentrarse, irritabilidad, nerviosismo, tensión en los músculos, entre otros.

4.- Trastorno de estrés postraumático

Es una enfermedad potencialmente debilitante que puede ocurrir en personas que han experimentado o presenciado un desastre natural, un accidente grave, un incidente terrorista, la muerte súbita de un ser querido, una guerra, un ataque personal violento como una violación, robo u otros eventos que amenazan la vida. La mayoría de las personas que experimentan estos eventos se recuperan de ellos, pero una cierta minoría continúan severamente deprimidas y ansiosas durante meses o incluso años después del evento.

5.- Trastorno obsesivo compulsivo

Este trastorno se caracteriza por presentar un patrón de pensamientos y temores irrazonables, es decir, obsesiones, que lo llevan a comportamientos repetitivos o compulsiones. Estas obsesiones y compulsiones interfieren con las actividades diarias y causan angustia significativa. Se puede tratar de ignorar o detener las obsesiones, pero eso solo aumenta la angustia y ansiedad. El individuo en última instancia, te sientes impulsado a realizar actos compulsivos para tratar de aliviar tu estrés, El trastorno obsesivo compulsivo a menudo se centra en ciertos temas, un ejemplo de esto el temor a contaminarse con gérmenes, y para aliviar los temores de contaminación, el individuo puede ser obsesivo con la limpieza de la casa el baño, incluso puede lavarse compulsivamente las manos hasta que estén doloridas y agrietadas.

¿A parte de lo ya explicado para que otra cosa sirve la paroxetina?

Este fármaco también está indicado para ayudar a las mujeres a controlar los sofocos o calorones asociados con la menopausia. Además, los médicos pueden prescribir el medicamento para tratar afecciones como: dolores de cabeza crónicos, aliviar el hormigueo en las manos y los pies en personas con diabetes, Para hombres que experimentan eyaculación precoz. Puede mejorar los síntomas que algunas mujeres experimentan antes y después de que su ciclo menstrual.

¿Advertencias que debo tener sobre este antidepresivo?

Se requiere que este y otros antidepresivos lleven una advertencia de recuadro negro debido a un mayor riesgo de suicidio. Estudios han demostrado que los jóvenes y niños son más propensos a sufrir de pensamientos y acciones suicidas luego de la administración de este medicamento, se dice que los jóvenes de hasta los 22 años aproximadamente que toman estos medicamentos para el tratamiento de la depresión u cualquier otra enfermedad mental tienen un alto riesgo de pensamientos y conductas suicidas.

Los niños a los que se le administra paroxetina tienen el riesgo de perder peso, por lo que su médico debe controlar de cerca su crecimiento mientras toman el medicamento.

Por otro lado, los adultos que toman paroxetina para tratar la depresión o la enfermedad mental también pueden experimentar cambios inesperados en su comportamiento o estado mental.

Igualmente, las mujeres que toman dosis bajas de la droga para aliviar la incomodidad de los sofocos también pueden cambiar su comportamiento o estado mental, incluso si nunca han tenido depresión u otra enfermedad mental.

Las personas que toman el fármaco, son más propensas a suicidarse cuando comienzan a tomar el medicamento y cada vez que aumenta su dosis del medicamento.

A parte de lo antes mencionado debe tener en cuenta informar a su médico de confianza si en algún momento ha padecido de:

  • Glaucoma
  • Convulsiones
  • Sangrado estomacal
  • Enfermedades hepáticas
  • Enfermedades renales
  • Enfermedades cardiacas

¿Qué sucede cuando se deja la administración el medicamento?

Las personas que usan este u otro antidepresivo pueden experimentar síntomas de abstinencia cuando dejan de tomar el medicamento, estos síntomas incluyen:

  • Mareos y vértigo
  • Náuseas
  • Síntomas semejantes a la gripe
  • Confusión y ansiedad
  • Insomnio
  • Irritabilidad

Su médico probablemente le aconsejará que reduzca gradualmente el uso del antidepresivo para así disminuir los efectos colaterales producidos por la abstinencia.

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios del fármaco?

  • Aumento de peso
  • Dolor de cabeza
  • Mareos
  • Debilidad
  • Perdida de la concentración
  • Nerviosismo
  • Confusión
  • Cansancio extremo
  • Náuseas o vómitos
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Flatulencias
  • Dolor de estómago
  • Acidez estomacal
  • Disminución del apetito
  • Sequedad bucal
  • Sudoración
  • Sensibilidad a la luz (fotofobia)
  • Inflamación de las articulaciones
  • Debilidad muscular o rigidez
  • Dolor de dientes y encías
  • Menstruación irregular

Los efectos antes nombrados se consideran leves, y más frecuentes que los nombrados a continuación:

  • Visión borrosa
  • Alucinaciones
  • Desmayo
  • Irregularidades en los latidos cardiacos
  • Dolor de pecho
  • Dificultad para respirar
  • Convulsiones
  • Sangrado o hematomas anormales
  • Pequeñas manchas rojas debajo de la piel (Petequias)
  • Perdida del equilibrio
  • Espasmos musculares involuntarios repentinos
  • Hormigueo en las extremidades
  • Micción frecuente
  • Erección dolorosa de larga duración

¿Puede interactuar este fármaco con otros de diferentes usos?

Efectivamente este fármaco puede interactuar con otros medicamentos, por lo que tomar paroxetina con otros medicamentos puede afectar el funcionamiento de alguno de los dos o ambos.

A la hora de la administración de paroxetina es muy importante que le informe a su médico sobre todos los medicamentos que toma, incluidas las drogas ilegales o recreativas, los medicamentos de venta libre, hierbas y los suplementos dietéticos.

A continuación, se cita una lista de medicamentos que interactúa con paroxetina:

  • Inhibidores de la monoaminooxidasa (enzima catalizadora de neurotransmisores y aminas)
  • Anticoagulantes
  • Medicamentos reguladores de los latidos cardíacos
  • Medicamentos para las náuseas
  • Medicamentos para la migraña
  • Medicamentos anticonvulsivos
  • Antidepresivos
  • Antihistamínicos
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos
  • Diuréticos

►Video recomendado: Depresión: Paroxetina efectos y tratamiento

Deja un comentario