Para Qué Sirve el Metronidazol – un antibiótico de alto alcance

¿qué es el metronidazol?

Algunos se preguntan ¿qué es el metronidazol? Es un medicamento ampliamente utilizado para atacar infecciones causadas por bacterias anaeróbicas y protozoarios. Es un antibiótico y antiparásitos que puede ser indicado para infecciones gastrointestinales, infecciones vaginales simples, piel, corazón, huesos, articulaciones, sangre, sistema nervioso y otras zonas del cuerpo. No funciona para infecciones víricas como lo son la gripe o el catarro.

Las infecciones específicas en las que el metronidazol es efectivo y utilizado son:

  • Vaginosis bacteriana
  • Rosácea
  • Amebiasis
  • Giardiasis Enfermedad inflamatorias pélvica
  • Neumonía por aspiración.
  • Infecciones intraabdominales causada por las bacterias Bacteroides spp,
    Clostridium spp, Prevotella spp, Porphyromonas spp, Fusobacterium spp o Bilophila
  • Infecciones por la bacteria Helicobacter pylori
  • Colitis pseudomembranosa

El metronidazol pertenece a los medicamentos antimicrobianos, atacando la reproducción de bacterias. Este antibiótico se encuentra en el mercado en distintas presentaciones: tabletas, cremas o gel en el caso de aplicación en la zona intima femenina. Tiene diferentes nombres comerciales, es un genérico altamente comercializado.

En España se puede encontrar con los nombres de Pylera, Rhodogil, Flagyl.

México: Amebidal, ameblin, biomona, Agenase, agenol, agyl, lamblit, metricom, metrogel, ortrizol, samonil, stomer.

Paraguay: Fentiazol, medazol, quimizol, tricon.

Uruguay: Flagesol, ginplus, rozex, viosol.

Venezuela: Bactrizol, Flagyl, menizol, metren, metrovax

Tratamiento

El tratamiento de este medicamento en tableta depende de la infección, hay distintos tipos de tratamientos que le señalaremos a continuación:

  • Monodosis, consiste en una sola toma en un día, en ocasiones se recomienda dividir la dosis en dos para ser ingerida el mismo día.
  • En ocasiones, se divide en 4 dosis diarias que pueden ser recomendadas hasta un límite de 10 días para infecciones fuertes.
  • Para el caso de las tabletas de liberación prolongada, se deben ingerir una vez al día antes o después de la comida durante 7 días.
  • Para el caso de uso externo, como lo son el gel vaginal, debe aplicar dos veces al día.

Es importante mencionar que el tratamiento con metrodinazol debe estar indicado siempre por el médico, por lo que debe seguir sus indicaciones, el uso inadecuado de este tipo de medicamento puede causar resistencia al antibiótico o sobredosis.

Precauciones

Antes de ingerir metronidazol debe considerar si está tomando otros medicamentos, vitaminas, suplementos nutricionales, remedios naturales, especialmente si toma anticoagulantes, debe informarlo a su médico, el metronidazol potencia la acción de los anticoagulantes orales.

Algunas medicinas en combinación con el metronidazol pueden tener consecuencias no deseadas. También existe la posibilidad de que el medicamento que ingiere pueda contener alguno de los componentes del metrodinazol, por lo que la dosis del antimicrobiano es más alta de la estimada necesaria para la afección.

Siempre debe mantener comunicación con su médico, informarle si tiene la enfermedad de Crohn, afecciones cardiacas, hepáticas o renales. Si está embarazada o tiene planeado hacerlo, debe informarlo igualmente, ya que no se recomienda el uso de metrodinazol durante las primeras 12 semanas de gestación. En caso de encontrarse en periodo de lactancia, debe suspender la lactancia para poder ingerir el medicamento, de igual forma consulte a su médico.

En el caso que olvide la ingesta de una dosis de metronidazol, puede continuar el tratamiento, pero debe tener en cuenta que si está muy cercana a la próxima toma, omítala y continúe con normalidad son su tratamiento, No duplique la dosis en estos casos.

El metronidazol puede tener efectos adversos en algunas personas, pueden presentarse intolerancias o alergias a los compuestos de este medicamento. Por lo tanto, es preciso estar atento a los siguientes síntomas: vómito, diarrea, náuseas, molestias estomacales, irritación en la lengua, sabor metálico desagradable, boca seca, dolor de cabeza y estreñimiento.

En casos más graves se presentan síntomas como falta coordinación, convulsiones, sarpullido, mareos, problemas para hablar, urticaria, picazón, hormigueo en las extremidades superiores e inferior, confusión y agitación. Si es el caso, debe llamar inmediatamente a su médico tratante.

Recuerde estar atento a cualquier anormalidad que manifieste al momento del tratamiento de metrodinazol, esta recomendación debe tomarse en cuenta en cualquier tratamiento médico.

La mejor manera de conservar el metronidazol es mantenerlo en su recipiente original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. El lugar de almacenamiento debe estar a temperatura ambiente, sin luz, sin exceso de humedad y calor. Por favor, no guardar en el baño, es un lugar con variaciones bruscas de temperatura y mucha humedad. Esta recomendación es válida para todos los medicamentos que no necesitan refrigeración.

Recomendaciones finales

  • Debe mantener comunicación directa con su médico, además debe realizarse exámenes de laboratorio para verificar la respuesta de su organismo ante el medicamento. Cumpla con las indicaciones realizadas por el médico tratante.
  • Debe informar el uso del metronidazol en el laboratorio donde se realice las pruebas indicadas.
  • Debe tomar el tratamiento por el tiempo indicado, no debe dejarlo al sentir mejoría, ya que la presencia de bacterias puede disminuir, pero no desaparecer.
  • Debe estar alerta a síntomas anormales ante la ingesta del metronidazol.
  • No comparta el tratamiento indicado con otras personas, es posible que no pueda restituir las dosis, debido a que necesita récipe para adquirir este medicamento.
  • Si continúa presentando síntomas de la infección al terminar el tratamiento, debe comunicarse con su médico.
  • Realice una lista de los medicamentos, suplementos y vitaminas que esté ingiriendo, en caso de emergencia podría facilitar el diagnóstico.
  • No debe ingerir alcohol durante el tratamiento y al menos 3 días después de terminarlo, la mezcla de propilenglicol y el metronidazol podrían causas vómitos, calambres estomacales, sudoración, enrojecimiento del rostro y náuseas.
  • No debe ingerirlo mujeres embarazadas o que sospechen de su estado, los efectos sobre esta población no son seguros.
  • El uso de este medicamento es bastante popular, en algunos países, se tiende a sobre utilizar ante cualquier señal de infección. Debe considerarse que como todos los antibióticos, el cuerpo puede crear una barrera de resistencia, sin necesidad de ser el medicamento indicado para la infección, no se debe tomar con ligereza este medicamento a pesar de que es ampliamente conocido.

►►También te puede interesar

Compartir es sinónimo de bondad. Se bondadoso...

Deja un comentario