Para Que Sirve La Magnetoterapia / 6 Eficaces Beneficios

La terapia con imán muchas veces ha sido desprestigiada y cuestionada, por ser ineficaz en ciertas personas, sin embargo, esto no significa que no sea útil, en este post se va a explicar para que sirve la magnetoterapia una técnica antigua y que en los últimos años ha surgido nuevamente como tratamiento de ciertas afecciones, hoy en día es muy utilizada incluso en centros de rehabilitación médica.

6 Beneficios de la magnetoterapia

para que sirve la magnetoterapia

1.- Alivio del dolor

Utilizado en todo el mundo durante siglos, la terapia magnética es ideal para el alivio del dolor. Ya sea que sufra de dolor de espalda, dolor de rodilla, artritis, tendinitis o incluso migrañas, los imanes son un método seguro, fácil y efectivo para lograr el alivio del dolor de forma natural. En la mayoría de los casos, los imanes se colocan directamente sobre el área donde experimentas dolor. Los imanes también se pueden usar en puntos de acupuntura en diferentes áreas del cuerpo.

El alivio de esta molestia va a depender muchas veces de la zona del dolor, el tipo del dolor, duración de la sesión del tratamiento, entre otros factores; ciertos estudios han demostrado que esta terapia puede reducir el dolor en un 80%. En ciertas oportunidades a resuelto el problema “ciego” probando dos puntos fuertes de imanes en personas diagnosticadas con ciática crónica (dolor en la parte inferior de la espalda que se irradia hacia la pierna). El tamaño, la construcción, el peso y la disposición de los imanes a lo largo de la columna vertebral se controlaron estrictamente, y el período de tratamiento dura aproximadamente cinco semanas. El dolor de la pierna puede reducirse significativamente por los imanes más fuertes.

La investigación actual sugiere que los imanes afectan los canales iónicos que pueden reducir y bloquear las señales de dolor nervioso. Los iones son electroquímicos que tienen una carga positiva o negativa. Su movimiento a través de pasarelas celulares, llamados “canales de iones”, controla las señales de dolor, la contracción muscular y casi todos los demás procesos biológicos. Los canales de iones pueden verse afectados químicamente con drogas, manualmente con estimulación eléctrica y, naturalmente, con imanes.

Usar imanes para aliviar el dolor ofrece una gran ventaja, ya que son seguros, no invasivos, duran toda la vida y no tienen efectos secundarios graves. Los estudios de investigación y los médicos coinciden en que puede utilizar la terapia magnética tantas veces como lo necesite. Cuando los imanes de alta calidad se aplican correctamente, son efectivos hasta el 90% del tiempo.

Igualmente se ha registrado mejoras en un 70% en pacientes con osteoartritis dolorosa de la rodilla, el tratamiento se debe administrar en un entorno clínico durante cuatro horas aproximadamente

Los pacientes que sufren los síntomas dolorosos de la neuropatía diabética también pueden lograr conseguir una disminución significativa del dolor, entumecimiento, hormigueo y dolor en el pie inducido por el ejercicio cuando se trata con magnetoterapia. Estos beneficios ocurren gradualmente, durante aproximadamente cuatro meses de tratamiento.

2.- Curación del cuerpo

Estudios han demostrado que a pesar de la variedad de heridas que se pueden ocasionar en la piel, la terapia con imágenes puede activar la restauración del tejido en unos 15 días aproximadamente, algunos investigadores que usan un tipo diferente de terapia de imán, llamada resonancia de ciclotrón iónico (ICR), encontraron que ayuda significativamente en la sanación de los huesos, incluso en las fracturas, que algunas veces se niegan a unir.

3.- Rehabilitación de apoplejía

El cerebro y los nervios periféricos son esencialmente haces de “cables” electroquímicos, y es lógico que los campos electromagnéticos puedan ejercer un efecto sobre ellos, la estimulación magnética transcraneal, donde los imanes se aplican a ambos lados de la cabeza o el torso, se ha demostrado que estimula el intercambio de información de las neuronas en el cerebro y la médula espinal. Se ha demostrado que en personas que han sufrido de un accidente cerebrovascular que perdieron el funcionamiento motor normal de un lado del cuerpo. Han logrado conseguir un rendimiento motor significativamente mejorado del lado afectado, en comparación con ciertas personas que no se les realiza el tratamiento con imanes.

Por otro lado, las investigaciones científicas no han parado y se ha descubierto que esta terapia posee un efecto positivo en pacientes afectados por la enfermedad de Parkinson, obteniendo así mejoras significativas en varios síntomas relacionados con el trastorno.

4.- Ayuda en la Incontinencia urinaria

Una silla electromagnética especial fue inventada hace varios años, para la terapia de imán de mujeres de mediana edad que tenían incontinencia urinaria. Un estudio encontró una mejora de más del 60% en las mediciones de los músculos clave del piso pélvico después del tratamiento, pero no hubo una diferencia significativa en la incontinencia en sí misma. El problema con la silla es que es un equipo costoso y no portátil que se queda en la clínica. Por lo tanto, los pacientes solo reciben tratamiento intermitentemente cuando acuden a la clínica. En otro estudio, el tratamiento se realizó con imanes portátiles, por lo que la terapia se aplicó continuamente, de día y de noche, durante dos meses. En comparación con el grupo de control, la incontinencia del grupo de tratamiento mejoró significativamente.

Como puede ver, los imanes pueden ser útiles, sin importar lo que digan ciertas personas. Todo es cuestión de saber lo que se está haciendo y prestar atención a los resultados.

Los imanes funcionan al afectar los campos de energía en lugar de los caminos bioquímicos, por lo que puede tomar un tiempo para que aparezcan los beneficios.

5.- Alivio después de una cirugía

Tradicionalmente, el hielo y el calor se usan para afectar el flujo sanguíneo, proporcionando alivio al área lesionada. Sin embargo, tanto el hielo como el calor tardan en irradiarse a través del tejido muscular y comenzar a funcionar. También requieren pausas en el tratamiento que pueden permitir que la hinchazón regrese.

La magnetoterapia puede proporcionar los mismos beneficios del hielo y el calor, pero funciona mucho más rápido. Los estudios y ensayos clínicos han demostrado que los imanes fuertes pueden reducir rápidamente la hinchazón, los hematomas y el dolor, pueden acelerar significativamente la curación de las fracturas óseas y las heridas quirúrgicas.

Los campos magnéticos fuertes funcionan rápido porque pueden alcanzar el tejido muscular profundo inmediatamente. Esto significa que pueden afectar más flujo sanguíneo en menos tiempo, lo que permite un alivio más rápido. Los imanes también se pueden usar durante el tiempo que sea necesario, sin ninguna pausa en el tratamiento para ralentizar la recuperación.

6.- Mejora el sueño

Las almohadillas magnéticas para los colchones alivian los dolores en todo el cuerpo al acostarse cada noche. La amortiguación ortopédica y la terapia natural funcionan en armonía para proporcionar una comodidad y un soporte suaves mientras se derrite el estrés del día, para que pueda conciliar el sueño más fácilmente, descansar durante la noche y despertarse sintiéndose más fresco.

Varios ensayos clínicos de 6 a 12 meses han encontrado que dormir en un colchón o almohada magnética puede mejorar en gran medida la calidad del sueño. La investigación sugiere que la aplicación de campos magnéticos terapéuticos cerca de la cabeza puede estimular naturalmente a la glándula pineal para mejorar los niveles de melatonina, promoviendo un sueño más profundo y reparador.

¿Cuáles son las contraindicaciones de la magnetoterapia?

No use imanes si alguna de las siguientes condiciones se aplica a usted:

  • Posee marcapasos, un desfibrilador, una bomba de insulina o cualquier otro dispositivo eléctrico.
  • Sí estas embarazada.
  • En heridas abiertas o sangrantes.

Circunstancias especiales al usar terapia magnética:

  • Si usa un parche para medicamentos trans-dérmico, coloque los imanes lo más lejos posible del parche.
  • Si recibió una inyección de cortisona localizada (por ejemplo, en la rodilla), espere de 2 a 3 semanas antes de aplicar los imanes a esa área específica. Los imanes y la cortisona son antagónicos cuando se usan al mismo tiempo.

►Video recomendado:

Deja un comentario