Para Qué Sirve Un Invernadero – Tipos – Importancia – Características Y Ventajas

Los invernaderos son estructuras de distintos tamaños y formas, y poseen la capacidad de producir condiciones de humedad y temperatura ideales o precisas para el cultivo de plantas en medio de invierno, o en los sectores donde las condiciones del clima son muy desfavorables para dichos cultivos. Los árboles y las plantas necesitan de determinadas condiciones de clima para que su cultivo se pueda desarrollar de forma correcta sin ningún tipo de problema. En esta reseña, nos centraremos en para qué sirve un invernadero.

Un ejemplo serían los tomates, ya que una planta de tomate no resiste a los lugares fríos. En definitiva, los invernaderos son un tipo de estructura, generalmente de forma semicilíndrica que externamente están protegidos por vidrio o plástico. De tal forma, las plantas se pueden proteger de la lluvia y del frio, debido a que en su interior son mucho más delicadas, las condiciones climáticas. Es muy sencilla la manera en que dichos invernaderos funcionan, ya que el vidrio o plástico que los recubre, poseen la capacidad de retener o conservar el calor en su interior de una mejor forma.

Por lo tanto, aquellas plantas que no son capaces de tolerar mucha agua de lluvia o el frio, se pueden cultivar en algún invernadero, el cual posee la capacidad adecuada de generar un microclima correcto para ellas.

Para qué sirve un invernadero

Para qué sirve un invernadero

Los invernaderos son un tipo de construcción especial que se encarga de crear y mantener las apropiadas condiciones ambientales para los cultivos de especies vegetales, como por ejemplo:

  1. Plantas ornamentales.
  2. Verduras.
  3. Hortalizas.
  4. Plantines para forestación.

Dichos invernaderos pueden estar elaborados por distintos materiales, entre ellos los más comunes son la madera y el metal. En la actualidad, una estructura de metal cuesta tres veces más que la de madera. Si nos basamos en la vida útil de dichas estructuras, la de madera dura aproximadamente unos 5 años y su mantenimiento se realiza cada 2 años. En cambio, la duración de las estructuras de metal se estima de 25 años, con un mantenimiento pequeño cada 3 años. Es importante aclarar, que el verdadero elemento que protege todos los cultivos, es la cobertura, y puede ser elaborado en plástico rígido, vidrio, o plástico flexible.

Para qué sirve un invernadero

Tipos de invernaderos

Existe una gran cantidad de tipos de invernaderos, que se clasifican o dividen según su estructura, según el material de cubierta, según la temperatura, y según la forma. En esta oportunidad, detallaremos los tipos de invernaderos según su temperatura:

  • Invernaderos fríos: Los invernaderos fríos son todos aquellos espacios de cultivos que normalmente son cerrados con plástico y como su nombre lo indica, no cuentan con ningún tipo de fuente de calor ajena, a la cual pueda proporcionar el propio sol. Es decir, espacios que viven a la intemperie con sus mismos recursos energéticos. Este tipo de invernadero es muy fácil de mantener. En su interior, la temperatura suele ser entre 5 y 7 º por encima de la temperatura  exterior. Por lo cual, las plantas no suelen a estar muy expuestas a los rigores de frio extremo, al menos que realmente sea muy intenso.
  • Invernaderos templados: Estos tipos de invernaderos se caracterizan por mantener una temperatura mínima de 13ºC  con calor adicional durante la noche y el día, según sea su situación. Los costes de calefacción suben a medida que bajen las temperaturas, por lo cual ofrece muy buenas condiciones para los cultivos de muchas plantas y hortalizas anuales.
  • Invernaderos cálidos: En cuanto a los mantenimientos, este tipo de invernadero resulta ser el más costoso, ya que posee una temperatura mínima de 18ºC con la colaboración de un calor adicional. Aunque algunas veces para algunas hortalizas resulta demasiado sofocante. Por lo cual se podría decir que este tipo de invernadero es ideal para los cultivos de plantas tropicales y subtropicales.

Para qué sirve un invernadero

Características de los invernaderos

A continuación se detallaran algunas características de los invernaderos:

  1. Existe un control mayor en las plagas, enfermedades y/o malezas.
  2. Mayor aumento de producción, por su cuidado determinado.
  3. Uso más adecuado de los insumos, ya que solo se gastan los fertilizantes necesarios, y de tal forma se minimiza el desperdicio de insumos, que al final de todo significa una gran pérdida de dinero.
  4. Posibilidad de poder cultivar todo el año, debido a que se tiene una relativa independencia del medio exterior dentro del invernadero, es posible tener producción incluso en cualquier época del año, sin tener que preocuparse por las épocas muy frías.
  5. Permiten establecer las condiciones que son necesarias para el buen crecimiento y/o desarrollo de los cultivos.

Para qué sirve un invernadero

Ventajas de un invernadero

Los invernaderos poseen grandes beneficios que se detallaran a continuación:

  1. Aseguran el correcto desarrollo de las plantas, desde el comienzo hasta el final.
  2. Pueden proteger las más delicadas especies, esquejes o semillas de las inclemencias que genera el tiempo, así como también de la aparición de enfermedades como por ejemplo el hongo.
  3. El cultivo se puede dar durante todo el año. Por lo tanto se podrán disfrutar de todos los cultivos sin tener que preocuparse por el clima.
  4. Permiten el disfrute de flores todo el año, ya que las plantas siempre florecerán, debido a la protección que se les da.
  5. En algunos casos son actos para los cultivos de flores foráneas y exóticas, todo depende de las condiciones para que la planta se pueda desarrollar, sobre todo influye mucho el clima.

Para qué sirve un invernadero

Importancia de los invernaderos

Se podría decir que los invernaderos poseen una gran importancia en un ámbito general debido a que con la ayuda de estos lugares, se pueden producir cultivos en todo el año, como también, cada día son más importantes en los suministros de alimentos en todos los países. Dichos invernaderos permiten o dan un control mayor sobre el crecimiento y ambiente de las plantas, debido a que se puede controlar la luz y sombra, el riego, la temperatura, la aplicación de los fertilizantes y muchos aspectos más que son de gran importancia.

Para qué sirve un invernadero

Sin embargo, los invernaderos no solo sirven para sembrar y cosechar plantas para el consumo de las personas, sino que también sirven para realizar múltiples experimentos con dichas plantas, para así poder investigar o indagar cuál es el tipo de tierra, temperatura o cuidado más apropiado para un mejor desarrollo y/o crecimiento de las mismas.

Deja un comentario