La Insulina En El Tratamiento De La Diabetes

Esencial para la vida, la hormona insulina regula muchos procesos metabólicos que proporcionan a las células la energía necesaria. Saber para que sirve la insulina, cuál es su reacción y cómo afecta el cuerpo es importante para su salud en general.

Escondido detrás del estómago hay un órgano llamado páncreas, que produce insulina. La producción de insulina está regulada en función de los niveles de azúcar en la sangre y otras hormonas en el cuerpo. En un individuo sano, la producción y liberación de insulina es un proceso estrictamente regulado, que permite al cuerpo equilibrar sus necesidades metabólicas.

Para que sirve la insulina – Diabetes

La insulina permite que las células de los músculos, la grasa y el hígado absorban la glucosa que está en la sangre. La glucosa sirve como energía para estas células, o puede convertirse en grasa cuando sea necesario. La insulina también afecta otros procesos metabólicos, como la descomposición de grasas o proteínas.

para que sirve la insulina

La insulina se prescribe para el tratamiento de:

Dos tipos de diabetes: la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2.

1.- La diabetes tipo 1

Es un tipo de enfermedad autoinmune. Estas son enfermedades en las que el cuerpo se ataca a sí mismo. Si tiene diabetes tipo 1, su cuerpo no puede producir insulina. Esto se debe a que su sistema inmunitario ha destruido todas las células productoras de insulina en su páncreas. Esta enfermedad se diagnostica más comúnmente en personas jóvenes, aunque puede desarrollarse en la edad adulta.

2.- En la diabetes tipo 2

 Su cuerpo se ha vuelto resistente a los efectos de la insulina. Esto significa que su cuerpo necesita más insulina para obtener los mismos efectos. Por lo tanto, su cuerpo produce en exceso insulina para mantener los niveles de glucosa en sangre normales. Sin embargo, después de muchos años de sobreproducción, las células productoras de insulina en el páncreas se agotan. La diabetes tipo 2 también afecta a personas de cualquier edad, pero generalmente se desarrolla más adelante en la vida.

Las inyecciones de insulina como un reemplazo o complemento de la insulina de su cuerpo pueden ayudar a tratar ambos tipos de diabetes. Debido a que las personas con diabetes tipo 1 no pueden producir insulina, deben usarla para controlar sus niveles de glucosa en sangre. Muchas personas con diabetes tipo 2 pueden controlar sus niveles de glucosa en sangre con cambios en el estilo de vida y medicamentos orales. Sin embargo, si estos tratamientos no funcionan, es posible que también necesiten insulina para ayudar a controlar sus niveles de glucosa en sangre.

¿Cuáles son los tipos de tratamientos con insulina?

para que sirve la insulina

Todos los tipos de insulina producen el mismo efecto. La composición de los diferentes tipos de insulina afecta qué tan rápido y cuánto tiempo trabajan para ayudar a imitar los aumentos y las disminuciones naturales de los niveles de insulina en todo el cuerpo durante el día.

  1. Insulina de acción rápida: este tipo de insulina comienza a funcionar aproximadamente 15 minutos después de la inyección. Sus efectos pueden durar entre dos y cuatro horas. A menudo se usa antes de una comida.
  2. Insulina de acción corta: se inyecta esta insulina antes de una comida. Comienza a trabajar de 30 a 60 minutos después de que lo inyecta y dura de cinco a ocho horas.
  3. Insulina de acción intermedia: este tipo de insulina comienza a funcionar entre 30 minutos y una hora después de la inyección, y sus efectos pueden durar hasta ocho horas.
  4. Insulina de acción prolongada: esta insulina puede no comenzar a funcionar hasta aproximadamente dos horas después de que la inyecta. Sin embargo, puede durar hasta 24 horas.

¿Cuál debería ser su administración y dosificación?

No puede tomar insulina por vía oral. Debe inyectarlo con una jeringa, un bolígrafo de insulina o una bomba de insulina. El tipo de inyección de insulina que use se basará en sus preferencias personales, necesidades de salud y cobertura de seguro.

Su médico le mostrará cómo aplicarse las inyecciones. Puede inyectar la insulina debajo de la piel en muchas partes diferentes de su cuerpo, como el muslo, las nalgas, la parte superior del brazo y el abdomen. Sin embargo, no inyecte insulina a menos de dos pulgadas del ombligo; su cuerpo tampoco la absorberá. Debe variar la ubicación de las inyecciones para evitar el engrosamiento de la piel debido a la exposición constante a la insulina.

El uso de insulina varía según la persona según sus niveles de glucosa en sangre y los objetivos de control de la diabetes. Su médico puede indicarle que se administre insulina 60 minutos antes de una comida o justo antes de comer. La cantidad de insulina que necesitará a diario depende de factores tales como su dieta, su nivel de actividad física y la gravedad de su diabetes. Algunas personas solo necesitan una inyección de insulina por día. Otros necesitan tres o cuatro. Su médico también puede solicitarle que use tanto una insulina de acción rápida como una insulina de acción prolongada.

¿Cuáles son sus reacciones?

La hipoglucemia, o niveles de glucosa en sangre demasiado bajos, a veces pueden ocurrir cuando toma insulina. Esto se llama una reacción de insulina. Si hace demasiado ejercicio o no come lo suficiente, su nivel de glucosa puede caer demasiado bajo y desencadenar una reacción a la insulina. Debe equilibrar la insulina que se administra con alimentos o calorías. Los síntomas de las reacciones a la insulina incluyen:

  1. Cansancio
  2. Incapacidad para hablar
  3. Sudoración
  4. Confusión
  5. Pérdida de consciencia
  6. Convulsiones
  7. Espasmos musculares
  8. Piel pálida

¿Cómo se puede prevenir una reacción a la insulina?

Para detener los efectos de una reacción de insulina, lleve consigo al menos 15 gramos de un carbohidrato de acción rápida en todo momento. Eso es aproximadamente igual a cualquiera de los siguientes:

  1. 1/2 taza de refresco
  2. 1/2 taza de jugo de fruta
  3. 5 caramelos
  4. 2 cucharadas de pasas

Además, pregúntele a su médico acerca de un bolígrafo especial llamado bolígrafo de glucagón para ayudar a resolver una reacción a la insulina.

Utilizada de manera adecuada, la insulina ayuda a mantener su nivel de glucosa en sangre dentro de un rango saludable. Los niveles saludables de glucosa en sangre ayudan a reducir el riesgo de complicaciones de la diabetes, como la ceguera y la pérdida de extremidades. Es importante que controle su nivel de glucosa en sangre regularmente si tiene diabetes. También debe hacer cambios en el estilo de vida para evitar que su nivel de glucosa en sangre suba demasiado. Y, por supuesto, hable con su médico sobre cómo puede hacer que su tratamiento con insulina sea lo más efectivo posible.

¿Qué efectos secundarios puede causar este medicamento?

Este medicamento causa cambios en su nivel de azúcar en la sangre. Debe conocer los síntomas del nivel bajo y alto de azúcar en la sangre y qué hacer si tiene estos síntomas.

La insulina puede causar efectos secundarios. Informe a su médico si alguno de estos síntomas es grave o no desaparece:

  1. Enrojecimiento, hinchazón y picazón en el sitio de la inyección.
  2. Cambios en la sensación de su piel, engrosamiento de la piel (acumulación de grasa) o una pequeña depresión en la piel (descomposición de las grasas).
  3. Aumento de peso.
  4. Estreñimiento.
  5. Algunos efectos colaterales pueden ser serios. Si experimenta alguno de los siguientes síntomas, llame a su médico de inmediato:
  6. Sarpullido y / o picazón en todo el cuerpo.
  7. Dificultad para respirar.
  8. Visión borrosa.
  9. Latidos cardíacos acelerados.
  10. Transpiración.
  11. Dificultad para respirar o tragar.
  12. Calambres musculares.
  13. Latidos cardíacos anormales.
  14. Gran aumento de peso en un corto período de tiempo.
  15. Hinchazón de los brazos, manos, pies, tobillos o pantorrillas.

►Video recomendado: ¿Que es la insulina?

Deja un comentario