Para Qué Sirve Un Horno Solar – Beneficios, Funcionamiento, Temperatura

Los hornos solares son artefactos novedosos capaces de cocinar alimentos por medio de la energía del sol. En esta reseña, hablaremos sobre para qué sirve un horno solar y cuáles son sus beneficios. Estos artefactos también son conocidos como cocina solar de caja. Básicamente, se podría decir que son un espacio térmico aislado, elaborado para captar la mayor cantidad de luz solar, convirtiéndola en calor y conservándola en su parte interna, para así poder preparar alimentos.

En conclusión, los hornos solares son equipos que trabajan con la energía de sol. Su principal característica es la acumulación de calor que permite la cocción de los alimentos a más bajas temperaturas que por los métodos convencionales. Cocinar alimentos por medio de hornos solares repercute positivamente en la calidad nutricional y en el sabor de dichos alimentos.

Para qué sirve un horno solar

Para qué sirve un horno solar

Como ya se comentó, los hornos solares son artefactos capaces de cocinar alimentos para minimizar el uso de hidrocarburos que contaminan y dañan la capa de ozono del planeta. Es decir, es una alternativa de energía al utilizar la energía solar para la cocción de alimentos. Un gran beneficio es que es de bajo costo, y con una buena tecnología aplicada es muy eficaz ya que se consigue una adecuada cantidad de calor.

Tipos de hornos solares

Se podría decir que los hornos solares se dividen en 2 tipos:

-Horno solar de concentración: Este tipo de horno se basa en la concentración de la radiación solar en específicamente un punto. Generalmente, por medio de un reflector parabólico en el cual se coloca la olla donde se cocinarán los alimentos. En conclusión, este tipo de horno funciona de forma parecida a una cocina de gas, logrando temperaturas altas.

-Caja térmicamente aislada: Este tipo de horno está diseñado para la captura de energía solar y el mantenimiento de temperatura caliente en su parte interna. Se podría decir que la temperatura que logra un horno solar depende del tamaño y numero de reflectores utilizados. Por ejemplo, una cocina solar del tamaño de una caja puede lograr 150 grados centígrados, es decir, la temperatura que logra cocinar los alimentos. Incluso, si la temperatura exterior es de 1 grado, el horno puede pasar los 87 grados.

Beneficios de un horno solar

  1. No necesitan de combustibles fósiles o de electricidad para su uso.
  2. Son capaces de aprovechar la radiación solar disponible al máximo.
  3. No producen gases ni ningún otro tipo de contaminante.
  4. Son muy fáciles de transportar y es muy sencillo el mecanismo.
  5. Ya que no originan fuego, son menos peligrosos que las cocinas comunes.
  6. Es más saludable ya que la temperatura aumenta y no quema los alimentos.
  7. La comida consigue un mejor sabor.
  8. Se pueden elaborar en casa con materiales muy económicos o incluso reutilizables.
  9. En lugares donde el clima es propicio son una gran solución.
  10. Se pueden utilizar en sitios al aire libre, como por ejemplo en campos.

Para qué sirve un horno solar Funcionamiento

Se podría decir que el funcionamiento de los hornos solares depende totalmente de unos principios físicos. A continuación, se explicarán:

-Efecto invernadero: Es el efecto más importante que permite el aumento de calor en la parte interna del horno. Ya que la luz del sol pasa la cubierta transparente del horno, la energía obtenida es transformada en calor. También, la energía luminosa posee una longitud cierta de onda, la cual logra ingresar sin dificultad alguna por medio del cristal. El calor queda atrapado en la parte interna del horno debido a que la energía térmica originada por la placa posee una mayor longitud de onda que no puede atravesar el cristal o salir al exterior.

-Aislamiento térmico: Es una condición que siempre se debe cumplir para que así el horno pueda mantener el calor producido por el efecto invernadero explicado anteriormente. Si el horno origina calor y fácilmente lo pierde por medio de las paredes y la base es porque no posee un aislamiento correcto y será difícil que se cocinen los alimentos.

Composición de un horno solar

Hoy en día, hay mucha variedad de hornos solares. Sin embargo, la mayoría presentan las siguientes características y/o partes:

-La zona de cocción: Es el espacio o caja que se encuentra cubierta de aislante térmico en el fondo de las paredes. Básicamente, dentro de ella es donde se acumula el calor, por lo cual es donde los alimentos se deben colocar.

-Cubierta transparente: Normalmente es de cristal y es por donde penetran los rayos solares.

-Placa absorbedora: Es el elemento que principalmente esta encargado de transformar la luz solar en el calor (energía térmica). Para ello, se utilizan los materiales metálicos negros, debido a que son los más recomendados.

-Reflectores: Algunos tipos de hornos solares tienen reflectores como instrumento adicional, los mismos se centran en ayudar a la captación de la luz solar. Por lo cual, son aptos de aumentar la disposición de producir calor.

Temperatura y alimentos adecuados

Normalmente, los hornos solares deben tener una temperatura mayor a 82ºC , debido a que se logran cocinar los alimentos cuando por lo menos alcanza unos 90ºC. En el caso de que consiga una temperatura mucho más alta, los alimentos se podrán cocinar más rápido en mayor cantidad. Sin embargo, todo depende del tipo de receta, ya que algunos alimentos deben adquirir o lograr ciertas características.

En el caso de los alimentos adecuados, para poder cocinar en un horno solar no es necesario tener recetas especiales. Es decir, solo se deben realizar algunas variantes o adaptaciones para poder conseguir los resultados deseados según sea el alimento a cocinar. De igual forma si se desea mejorar o adaptar el tiempo de cocción.

►►También te puede interesar

Compartir es sinónimo de bondad. Se bondadoso...

Redactora de contenidos, apasionada por la investigación y la lectura

Deja un comentario