3 Utilidades Que Se Le Puede Dar A La Heparina En La Salud

La heparina es un fármaco anticoagulante ampliamente utilizado en la práctica médica, debido a que su acción radica en disminuir la capacidad de coagulación de la sangre, ayudando a prevenir la formación de coágulos. En el campo comercial, la heparina proviene de animales, más específicamente de tejido porcino o bovino, y está podemos encontrarla en presentaciones como heparina cálcica o sódica. La heparina está indicada para la prevención de la tromboembolia venosa, se utiliza mucha para su tratamiento. Además, es aplicada en la embolia pulmonar, y para el tratamiento precoz de los pacientes con angina inestable o infarto agudo de miocardio, más adelante podrás encontrar una explicación más detallada sobre: para que sirve la heparina

Asimismo, la heparina también está indicado en pacientes sometidos a cirugía cardíaca y durante las intervenciones coronarias percutáneas. Por otra parte, la heparina a nivel molecular está constituida  por una cadena  larga de azúcares,  que se caracteriza por estar muy sulfatada, es decir, que tiene muchas cargas negativas, y que  contiene una secuencia de azúcar que es capaz de interactuar con las proteínas del sistema de coagulación de la sangre.

En este sentido, se trata de una sustancia endógena, lo que significa que se sintetiza por el propio organismo, es decir, el cuerpo puede producirla, aunque la  función biológica que tiene dentro del organismo no es bien conocida.  A todo ello, cuando se administra a nivel exógeno, es decir, una sustancia creada en un laboratorio y se inyecta en la sangre esta tiene un efecto anticoagulante.

Cabría preguntarse, cuáles son las formas en que la heparina cumple su función en el organismo. En torno a esto debemos conocer como punto de partida que la heparina debe administrase por vía parenteral (inyectada, endovenosa) puesto que no hay una absorción eficaz si se administra vía oral. Luego que la heparina es administrada sus efectos son casi inmediatos y esto se debe a que como la heparina es altamente negativa se une rápidamente a otras proteínas plasmáticas. Continuando con su recorrido en el organismo, este medicamento es transformado para su eliminación en el hígado y es eliminado por la orina.

Aunado a esto, existen distintos tipos de heparina, podemos encontrar la heparina no fraccionada, es decir, es una molécula entera.  La heparina no fraccionada debe utilizarse solamente a nivel hospitalario porque necesita ser supervisada por un médico. Además, también se fabrica heparina como ingrediente para los fabricantes de heparina de bajo peso molecular. Esta forma de la heparina es una presentación que le permite al paciente tener una mayor facilidad en su uso, debido a que el paciente se puede inyectar en casa sin que exista una monitoreo de un especialista.

Cabe destacarse, que esta sustancia exógena tiene mucho potencial para la creación de otros fármacos siendo la heparina el principio activo del cual se deriven otras gamas de medicamentos. Se sabe que la heparina tiene una actividad antiinflamatoria, antitumoral y antiparasitaria importante. Actualmente la industria farmacéutica esta en estudios para comprender más su actividad en el tratamiento de otras enfermedades, entra las cuales se encuentra la malaria y el cáncer.

para que sirve la heparina

Para que se utiliza la heparina

1.- Acción anticoagulante

La función principal de un anticoagulante es disminuir la formación de coágulos. La heparina lo que hace principalmente es aumenta el mecanismo natural del cuerpo implicado en la lisis del coágulo. Se emplea además, para manejar y tratar los coágulos de sangre que pueden formarse en el corazón, las piernas y en los pulmones.

2.- Prevención post-quirúrgica

El fármaco también se utiliza para  prevenir que se formen coágulos después de una cirugía, debido a la prolongada posición en que se encuentran las personas después de una intervención quirúrgica. El estar por un periodo largo acostado sin moverse puede ser asiento para que se creen coágulos en los miembros inferiores y luego ellos puedan llegar a otras zonas del organismo como el corazón y los pulmones.

3.- Función de diálisis

Las personas que están pasando por diálisis, se le suele aplicar la heparina porqué en la diálisis es una momento en los que hay mucha tendencia a formarse coágulos, y con esto lo que se quiere es evitar que un trombo ya formado siga creciendo.

Sumado a lo expuesto, la heparina se administra en el tratamiento de enfermedades como  la angina de pecho, infarto agudo al miocardio y tromboembolismo venoso.

¿Qué precauciones se debe tener presente en su administración?

Los médicos deben pesar en situaciones encima de la enfermedad del paciente contra los riesgos asociados al fármaco. Esto implica el tener presente algunas consideraciones.

1.- Uso en el embarazo

Hay datos escasos en el uso de la droga durante el embarazo. Sin embargo, la heparina no cruza la barrera placentaria y es el fármaco de opción para las mujeres embarazadas en caso de que un anticoagulante se considere necesario.

2.- Lactancia

 Los estudios señalan que la heparina no pasa a la leche materna y no se plantea poco riesgo cuando sea administrada a las mujeres que están amamantando.

3.- Alergias

La heparina puede ser una causa de anafilaxia, que es una reacción alergia y mortal. Los médicos necesitan controlar si los pacientes sufren de alergia a la heparina, a otros fármacos o a ciertos alimentos.

4.- Otras condiciones médicas

 La presencia de otras patologías puede afectar el uso de la heparina como una opción para ser usada como anticoagulante. Condiciones tales como: endocarditis bacteriana, hipertensión arterial, enfermedades del hígado, problemas gastrointestinales o trombocitopenia.

5.- Fumadores

Las personas que fuman generan en el fármaco una reacción que tiende a disminuir la heparina en la sangre.

6.- Interacción medicamentosa

La interacción de la heparina con otras drogas puede causar efectos adversos en el organismo, el médico debe conocer si el paciente esta ingiriendo otros medicamentos antes de recetar el uso de la heparina. Un ejemplo es conocer si la persona tiene indicado el uso de analgésicos no esteroideos los cuales pueden aumentar el riesgo de extracción de aire cuando es utilizada conjuntamente con la heparina.

¿Qué efectos secundarios puede producir?

La heparina puede causar una serie de efectos secundarios, si presenta alguno de ellos debe consultar a su médico lo antes posible. Algunos efectos secundarios son: sangrado o moretones anormales, vómito con sangre,  presencia de sangre en las heces y en la orina, cansancio excesivo, náusea, vómito, sensación de ahogo, presión o dolor en el pecho, malestar en los brazos, hombros, mandíbula, cuello o la espalda. Además, se puede presentar expectoración con sangre, sudoración excesiva, dolor de cabeza intenso y repentino y vértigo.

Igualmente se puede presentar desvanecimiento, debilidad o entumecimiento súbito de la cara, un brazo o una pierna, sobre todo en un lado del cuerpo, confusión repentina, o dificultad para hablar o entender las palabras, picazón y ardor, sobre todo en las plantas de los pies. Además de escalofríos, fiebre, erupciones en la piel. También, la heparina puede causar osteoporosis sobre todo en quienes han usado este medicamento por largo tiempo.

Información adicional

No falte a ningún control con su médico, porque es el quien le indicara y explicara cómo está reaccionando su organismo frente a la heparina. Otra recomendación es que antes de que le hagan cualquier prueba de laboratorio, dígale al personal del laboratorio que está usando heparina.

Por otra parte, es importante que mantenga todos los medicamentos fuera de la vista y el alcance de los niños para evitar cualquier tipo de accidentes con fármacos, con el fin de protegerlos de intoxicaciones, siempre coloque los medicamentos en un lugar seguro, uno que se encuentre arriba y lejos de su vista y alcance.

►Video recomendado: Heparina 100 años salvando vidas

Deja un comentario