Para Qué Sirve una Encuesta- Tipos, Cómo hacer y su estudio de los resultados


Muchas veces habremos oído sobre los procedimientos de encuestas y muy seguramente, habremos sido parte de alguna de ellas y es que es son actividades regular en el flujo social, sobre todo si formamos parte de una estructura o Estado organizado.

A continuación, conoceremos más de este proceso de investigación, sus características y rasgos que le hacen ser de uno tipo u otro.

¿Qué y para qué sirve es una encuesta?

Una encuesta es una indagación sistematizada que se hace a un grupo de personas (generalmente, elevado) a fin de obtener una información particular y objetiva sobre algún tema en particular.

Las encuestas normalmente obedecen a un diseño o estructura funcional que permite organizarlas y poner en regla los datos que se tomen. Este procedimiento forma parte de la investigación de índole descriptiva.

Es usual hallar las encuestas en procesos de gran escala como candidaturas presidenciales, para obtener estimaciones; en desarrollos de tesis; en investigaciones corporativas y, en fin, en búsquedas de espectros importantes en el manejo de información.

¿Qué necesitamos para llevar a cabo una encuesta?

Para llevar a cabo una encuesta es necesario contar con algunos aspectos importantes que permitan el procedimiento. Nos referimos a:

l  Tener un objetivo de investigación. Antes de llevar a cabo una encuesta, debemos tener claro qué queremos saber o cuál es el eje central de la información que queremos obtener; esto permitirá formular el resto de los aspectos circundantes.

  • Necesitamos tener un grupo de personas que nos permitan recopilar la información necesaria para alcanzar el conocimiento de nuestro objetivo.
  • Una vez sabiendo sobre qué encuestaremos y cuál es el grupo de personas sobre el que vamos a recopilar la información, es importante definir la tasa (número de personas promedio) necesaria para abordar la encuesta.
  • Tenido lo anterior, necesitamos un modelo de encuesta que, finalmente, es la estructura práctica que utilizaremos. Necesitamos formular las preguntas o aspectos a seleccionar para que la tasa de la población encuestada pueda escoger.

Tipos de encuestas

Así como varían los grupos y las muestras de población escogidas, varían las muestras. Los tipos de muestras dependerán de los intereses del o los encuestadores y las posibilidades que tenga de alcanzar el grupo de interés. Es así como hallamos:

  • Muestras online: una de las más comunes en los tiempos que corren. Las encuestas por internet son la forma más común de realizar preguntas a grandes grupos en la actualidad.

El internet posibilita calar sobre una amplitud inmensa de personas, sobre todo, si la encuesta desea hacerse internacionalmente.

Las grandes compañías, shows de televisión y grandes eventos de orden mundial han optado por esta forma práctica y de gran escala de obtener información.

  • Entrevistas telefónicas: seguramente, más de una vez, has recibido una llamada sorpresa -muchas veces sin presentación- que te hace una o varias preguntas.

Las encuestas presidenciales o de empresas nacionales o de loterías, generalmente, optan por esta alternativa un poco más personalizada y de garantías más efectivas. Utilizan la llamada por teléfono (sobre todo, fijo) para hacer las preguntas pertinentes con la incertidumbre de si el interlocutor atenderá la llamada o colgará el teléfono.

Esta opción es muy usada por empresas más pequeñas porque de algún modo, representa un descenso en costos económicos. Es un ahorro para el encuestador.

  • Encuesta mixta: otros encuestadores han optado por realizar llamadas telefónicas y después programar entrevistas cara a cara para realizar las encuestas.

l  Cuestionarios abiertos: se realizan en escuelas, instituciones públicas, entes del Estado, espacios abiertos como plazas o calles. Son los cuestionarios entregados libremente a fin de que la población decida o no completarlos.

¿Cómo puedo hacer una encuesta?

Si lo que deseas es realizar una encuesta con el fin de recolectar algún tipo de información, lo importante es que tomes las siguientes consideraciones:

1.    Plantéate qué información quieres obtener. Establece objetivos.

2.    Piensa en cómo vas a hacerla y en la posibilidad de que no obtengas la información. La forma en que abordes la encuesta debe ser coherente en tanto a la información que deseas recopilar.

3.    Plantéate qué tipo de encuesta quieres realizar. Ya te mostramos varias opciones. Escoge cuál te conviene más según la información que deseas obtener y la población sobre la que vas a trabajar.

4.    Ponte en el lugar del encuestado. Evita las encuestas extensas y las preguntas abstractas y de dobles sentidos. Sé claro, preciso. Ve directamente al grano. Finalmente, esto te ayudará a la hora de obtener tus conclusiones.

5.    Trabaja en orden a la hora de redactar tus preguntas. Considera la buena ortografía y la claridad no solo en fondo, como te decíamos anteriormente, sino en forma. Sé ordenado y ofrece una estructura lógica.

¿Qué hacer luego de realizar la encuesta?

Una vez desarrollada la encuesta, pasa a hacer un estudio de los resultados. Existen muchas formas. Puedes declinarte por análisis cuantitativos -los más generales- o interpretaciones cualitativas.

Encuesta

En los análisis cuantitativos, se consideran las cantidades en relación a la muestra encuestada. Si la mayoría se declinó por una opción o tendencia determinada, ese será el resultado general escogido y preponderante.

Por su parte, las interpretaciones cualitativas de las encuestas te permiten reflexionar sobre los resultados, dar tus opiniones e interpretar menos estructuralmente sobre qué es lo que la mayoría ha escogido y sobre todo, por qué ha sido así.

La combinación de ambas formas es la más recomendada. Hacer una análisis cuali-cuantitativo de una encuesta da una forma más cerrada de interpretación.

Conclusiones

Las encuestas son una alternativa universalmente utilizada y que, realmente, tiene un origen ancestral vinculado a la votación y al consenso, a la opinión de la mayoría sobre algún tema en particular.

Es una opción que nunca pasará de moda porque nos permite conocer cuál es la voz de la mayoría, cuáles son los intereses generales, las ideas que preponderan en un grupo y las vertientes que este escoge.

Es sabido que en relación a los contextos o grupos, esto puede variar y esto también es interesante porque permite que conozcamos las cualidades que identifican a un sector, los rasgos que los definen. Nos permite conocer de qué tipo de sociedad somos parte.

[simple-author-box]

Deja un comentario