Que Es Y Para Qué Sirve Un Electrocardiograma – Cómo Funciona

En esta reseña hablaremos principalmente sobre que es, para qué sirve un electrocardiograma, y todas las cosas que debes saber sobre estos novedosos aparatos. Los electrocardiogramas son unos aparatos electrónicos que se encargan de presentarnos o reflejarnos todas las actividades eléctricas de nuestro corazón en base a un tiempo que se obtiene desde la zona corporal, es decir específicamente desde el pecho.

Los electrocardiogramas son los principales instrumentos o herramientas de la rama de electrofisiología cardíaca, y poseen una función muy importante en el cribado y en las evaluaciones de todas aquellas enfermedades cardiovasculares, y de las alteraciones metabólicas y las predisposiciones que pueden existir a una muerte súbita cardíaca. Igualmente es útil y importante para poder saber las duraciones de los ciclos cardíacos.

Esta tecnología comenzó en el año 1872, cuando Alexander Muirhead, en medio de sus estudios en el Hospital de San Bartolome de Londres de posgrado, conectó unos alambres a las muñecas de un paciente febril, esto con la finalidad de obtener el registro de los latidos de su corazón. Este descubrimiento lo registraron directamente para que fuera visualizado por un electrómetro de Lippmann, por el británico fisiólogo conocido John Burdon Sanderson. Luego en el siglo XIX se manifiesta evidentemente que el corazón producía electricidad, y a partir de allí, empezó la trayectoria o las investigaciones a dicha nueva incógnita.

para qué sirve un electrocardiograma

 Para qué sirve un electrocardiograma

Los electrocardiogramas desempeñan un papel muy importante en los campos de la medicina interna. Las electrocardiografías son un sistema que hace posible la representación del proceso de estimulaciones eléctricas del corazón. Estos dichos procesos eléctricos son sumamente importantes para los funcionamientos cardiovasculares. Las imágenes trazadas por las electrocardiografías se denominan electrocardiogramas.

El electrocardiograma se basa en ayudar al médico en una gran diversidad de cosas ya que principalmente le colabora en los diagnósticos y aportan varias conclusiones acerca del funcionamiento que tenga el corazón y, por relación, también a las conclusiones de la salud que posea el paciente. Para que sirve un electrocardiograma

Tipos de electrocardiogramas

1.- Electrocardiograma de reposo:

 Realizarse una prueba de electrocardiograma en reposo te proporcionará o brindara una información general en base a las enfermedades generales del corazón. Estos examen se llevan a cabo en los pacientes hospitalizados, es de poco tiempo, es decir dura sólo unos minutos que, por lo normal, no es tiempo suficiente para poder descubrir aquellos síntomas que le ocurren pocas veces.

2.- ECG de esfuerzo:

Con el electrocardiograma de esfuerzo se puede o es posible detectar si normalmente los ejercicios físicos poseen algún tipo de efecto al corazón. Por lo normal, el examen se desarrolla o se hace en un consultorio en una cinta o bicicleta de correr. Si el paciente ha poseído recientemente alguna enfermedad cardiaca, la prueba del ECG de esfuerzo podría ayudar a definir o aclarar las cantidades de ejercicios y de estrés total que es capaz de soportar su corazón.

3.- Electrocardiograma ambulatorio:

 Algunos trastornos o desordenes del ritmo cardiaco, son poco usuales y se generan o desarrollan sólo cuando se realizan algunas ciertas actividades, como por ejemplo dormir o realizar algún esfuerzo físicamente. La utilización de algún Holter de 24 horas o algún monitor de eventos de ECG podrían aumentar todas aquellas posibilidades de poder capturar estos dichos problemas, ya que ellos registran las actividades eléctricas que posee el corazón en medio de un largo o extenso período de tiempo.

Para qué sirve un electrocardiograma

Como funciona un electrocardiograma

Para que el electrocardiógrafo pueda registrar las actividades eléctricas del corazón, el doctor debe colocarle dos tipos de derivaciones al paciente, estas son las precordiales y las aumentadas. Todas las derivaciones aumentadas se deben colocar en las muñecas y en los tobillos, y las derivaciones precordiales se colocan en el área o zona del pecho. Antes de colocar estas derivaciones se debe preparar al paciente. Primeramente, se le debe explicar al paciente que el electrocardiograma es un proceso totalmente indoloro, es decir, no causa ningún dolor, tarda unos pocos minutos y no requiere de alguna cooperación por parte del paciente.

Para la correcta colocación de los electrodos, es indispensable que el paciente no tenga en uso ningún tipo de joya, camisa o sujetador, sin embargo si los tobillos están contenidos a alguna presión que podría ser debido a los calcetines o incluso a los pantalones, también se deberán retirar, y por último, de vez en cuando los hombres que poseen mucho vello, deberán ser afeitados en las zonas del pecho, de las muñecas y de los tobillos. Luego de que se despejen las tres dichas áreas, el doctor le debe pedir al paciente que se acueste en una cama o en un sofá en posición sobre la espalda, para luego preparar el electrocardiógrafo.

Los electrodos que se le colocan al paciente, se pueden poner en forma de pinza, adhesivo o ventosa. Actualmente y generalmente, el más común que se utiliza es el adhesivo, ya que su colocación es la más fácil y se puede mantener de manera permanente en la piel. Y por último, se enciende y se programa el dispositivo en base a la petición o al requerimiento médico y antes de efectuar el ECG también es necesario pedirle al paciente que se relaje y se mantenga en calma, preferiblemente que no hable y que respire comúnmente.

Para que sirve un electrocardiograma

Preparación común para un electrocardiograma

El electrocardiograma en reposo como ya se mencionó, normalmente es realizado en un consultorio médico. Generalmente no necesita o requiere preparación alguna. Si debes hacerte un electrocardiograma de esfuerzo, un electrocardiograma de 24 horas o incluso un monitoreo de eventos cardíacos, tendrá que ir al hospital para realizarse la prueba o para que le coloquen el equipo adecuado. Debes seguir todas aquellas indicaciones que te den en el hospital o en la clínica antes del ECG.

Si te realizarán un electrocardiograma de esfuerzo, normalmente deberás usar ropa y calzados que sean cómodos. Tampoco es recomendable que comas cosas pesadas antes de la prueba. Quizás unos días antes del ECG de esfuerzo te pidan que dejes de tomar medicamentos. De igual forma el enfermero lo orientara de antemano si debes suspender alguna medicación que ya tengas.

El médico, el enfermero o el técnico le pueden explicar todo aquello que sucederá antes, durante y después de la técnica o procedimiento. Esto lo puedes tomar como una oportunidad para así poder entender todo lo que sucederá, de igual forma puede resultarle beneficioso preparar alguna lista con preguntas sobre los beneficios, las alternativas al procedimiento e incluso los riesgos. Esto te será útil para que puedas estar comunicado, de manera que puedas dar tu consentimiento si en tal caso te piden que firmes algunos formularios de consentimientos para así poder realizar el procedimiento.

Para qué sirve un electrocardiograma

Que sucede en medio de un electrocardiograma

Los electrocardiogramas estándar, de reposo, toman pocos minutos. El doctor te pedirá que te desvistas hasta la cintura y también deberás recostarte sobre la espalda en un sofá o en una cama. Te pegarán algunos parches en los brazos, las piernas y el pecho que generalmente son adhesivos, y son conocidos como electrodos. Es muy importante y necesario que no tengas vellos en dichas partes, para que así los electrodos o parches puedan tener y realizar el contacto con la piel.

Los electrodos están conectados a una máquina de registro a través de cables. Cuando el corazón late, origina las llamadas señales eléctricas, dichas señales son tomadas por los electrodos para así transmitirlas a la máquina de registro. Dicha máquina se encarga de imprimir en una tira de papel o de enviar directamente a alguna computadora, el registro de cada latido del corazón. El paciente debe permanecer tranquilo y lo más relajado que pueda mientras se ejecuta la grabación. Si dicho paciente se mueve o si sus músculos están algo tensos, podría afectar negativamente el registro.

Deja un comentario