Para Qué Sirve La Dicloxacilina – Dosis indicadas – Contraindicaciones – Recomendaciones


las infecciones, son enfermedades ocasionadas por diversas bacterias, en el organismo. las mismas son atacadas y tratas mediante antibióticos. En la actualidad, uno de los medicamentos más recomendado para tratar dichas afecciones, es la dicloxacilina.

A continuación, le explicaremos, que es la dicloxacilina, para qué sirve, las dosis recomendadas y los efectos secundarios que puede ocasionar la misma.

¿Qué es la dicloxacilina?

La dicloxacilina es un antibiótico, que pertenece al grupo de betalactámicos. El mismo tienen un peso molecular de 470.327 y su fórmula química es C19H17N3CI2O5S. Este medicamento fue aprobado por primera vez en los Estados Unidos, en el año 1968; pero a medida de los años se fue expandiendo su uso.

Cabe destacar que este fármaco, es similar a penicilina. el mismo actúa, deteniendo y matando las bacterias dañinas que se encuentran el cuerpo. por este motivo este medicamento, es usado, con la finalidad de tratar una gran cantidad de enfermedades.

¿Para qué sirve la Dicloxacilina?

Este tratamiento es usado para tratar diversas infecciones causadas por bacterias. La dicloxacilina contiene agentes que están diseñados principalmente para eliminar cepas bacterianas infecciosas. las cuales, en la mayoría de los casos, son resistentes o inmunes a otros antibióticos.

Para Qué Sirve La Dicloxacilina

Las principales enfermedades, donde es frecuente el uso de dicloxacilina es: infecciones en la piel y tejidos blando como otitis externa, forúnculos, foliculitis, celulitis, abscesos. El mismo actúa, combatiendo las bacterias de inmediato.

También se frecuenta su uso en pacientes, que padecen afecciones que afecten las vías respiratorias, como es el caso de la faringitis, neumonía, bronquitis; de igual manera en infecciones que afectan las articulaciones y huesos, es indicado el uso de este medicamento.

Este tratamiento no ayuda a combatir enfermedades causadas por virus, por lo tanto; no se recomienda su uso en resfriados o influenza. Además, el mismo, debe administrarse bajo vigilancia médica.

¿Qué precauciones se debe tener antes de comenzar este tratamiento?

Es importante que antes de iniciar este medicamento tenga en cuenta las precauciones que se deben tomar, para evitar, que esto cause en el paciente, contraindicaciones graves.

Lo primero que se debe hacer e indicar al médico si el paciente es alérgico a la dicloxacilina o alguno de su compuesto. Además, se debe dar a conocer, si está bajo otro tratamiento, para así evitar contradicciones, a causa de una mala combinación.

De igual manera, es necesario que le informe al médico, si ha tenido alguna patología como asma. alergia o enfermedades renales, problemas digestivos, patologías relacionadas con los riñones y desórdenes de coagulación. Además, no se recomienda el uso si está embarazada o en periodo de lactancia; porque esto le puede afectar al bebé.

¿Cuáles son las dosis recomendadas para el uso de dicloxacilina?

Este tratamiento se debe administrar con mucha precaución y responsabilidad. Ya que si no se cumple las indicaciones recomendadas por el médico puede causar diversas contradicciones.

Normalmente este medicamento, se debe ingerir por vía oral. Las dosis, pueden variar, según la patología que presente el paciente y la tolerancia del organismo, hacia el fármaco.

las dosis recomendadas; en el caso de las cápsulas, se aconseja adquirir 1, cada 4 a 6 horas. Cabe destacar que las mismas vienen en una presentación de 250 mg y 500 mg.

Por otra parte, se debe tener en cuenta, que es necesario tomar el tratamiento tal cual como se indique, además de no olvidar ninguna dosis, porque depende la recuperación del paciente.

La dicloxacilina, no se debe tomar acompañada de ningún alimento; no obstante, se aconseja tener el estómago vacío; es decir una hora antes de comer o 2 horas después de la comida.

En la mayoría de los casos, los síntomas de la anomalía, pueden desaparecer, sin haber terminado el tratamiento; sin embargo, se debe seguir el tratamiento, tal cual, como haya sido indicado. ya que la bacteria podría aparecer de nuevo.

De igual manera, no se recomienda que se use en exceso o innecesariamente, porque podría hacer un efecto inverso; es decir, podría reducir la efectividad del tratamiento o hacer inmune la bacteria, ante la presencia del mismo.

¿Qué ocurre si se olvidó tomar una dosis?

Lo más aconsejable es tomar las dosis tal cual como se indique; ya que de ello puede depender la efectividad del medicamento; sin embargo, en caso de olvidar una, se debe ingerir de inmediato; apenas lo recuerde.

¿Como se debe almacenar este medicamento?

La dicloxacilina, es un tratamiento que se debe mantener con cuidado. Lo más aconsejable es que permanezca en el envase original, además de estar en una temperatura ambiente y fuera del alcance de los niños.

Interacciones de la Dicloxacilina

Este tratamiento, al igual que otros antibióticos, suelen ocasionar alteraciones cuando son combinados o entran en interacción con otros medicamentos. Por esto se recomienda, dar a conocer al médico estos mínimos detalles; ya que ellos podrían evitar algún efecto secundario.

A continuación, te presentaremos, las interacciones, con los que se debe tener cuidado:

● No se debe combinar con fármacos como metotrexato, Warfarina y tetraciclina.

● Si se está tomando alguna clase de anticonceptivos, y comienza este tratamiento; se corre el riesgo de reducir la efectividad de los anticonceptivos hormonales.

Es necesario que le indique al médico cualquier fármaco que esté tomando (incluyendo vitaminas), ya que son diversas las interacciones que existen y el efecto que ocasionan en el paciente.

Efectos secundarios

El mal uso de este tratamiento puede traer varias consecuencias, tanto leves como graves. por esta razón, se debe tener cuidado al momento de adquirir este tratamiento. ya que por una parte puede ser efectivo; pero, al mismo tiempo, puede desarrollar o causar otras enfermedades.

Entre los principales efectos secundario que presenta este tratamiento, tenemos: náuseas, vómito, diarrea, irritación bucal, inflamación en las articulaciones, lengua de color negro y vellosa.

Otros de los síntomas que pueden aparecer, son: dolor abdominal, dificultad para respirar, sarpullido o alergia, sangrado y moretones anormales, dificultad para tragar, inflamación en la cara, garganta, lengua, labios y ojos; dolor intenso en los músculos y en los huesos. Así como problemas en la orina, por ejemplo, color oscuro, color amarillento en los ojos y en la piel, fiebre.

En caso de presentar alguno de los síntomas anteriormente mencionado, debe dirigirse de inmediato al médico; ya que los mismos, son señal de una enfermedad grave

Compartir es sinónimo de bondad. Se bondadoso...

Deja un comentario