5 Afecciones Que Pueden Ser Tratadas Con Dexametasona

Calificame

La dexametasona es un fármaco sintético, perteneciente a la clasificación de los corticoesteroides, es decir este simula la hormona que segrega la glándula suprarrenal, es un medicamento que se encuentra disponible en varias presentaciones como una tableta oral, solución oral o gotas para los ojos, también como una solución inyectable, que solo es administrada por un proveedor de atención médica. Este medicamento posee su funcionalidad en varias afecciones que se van a explicar a continuación en este post dedicado a conocer para que sirve la dexametasona.

Cura estas 5 afecciones con dexametasona

En primer lugar, cabe señalar que este fármaco posee una acción sobre los receptores de glucocorticoides que se encuentran intracelularmente en casi todos los tejidos. Su función principal es atacar los signos o afecciones de origen alérgicas, por lo cual actúa sobre la inflación igualmente, lo que resumen su mecanismo con la actividad del sistema inmunitario.

para que sirve la dexametasona

1.- Inflamación

La inflamación es un mecanismo de defensa en el cuerpo, donde el sistema inmune reconoce células dañadas, irritantes, y patógenos, cuando algo dañino afecta una parte de nuestro cuerpo, hay una respuesta biológica para tratar de eliminarlo, Los signos y síntomas de la inflamación pueden ser incómodos, pero demuestran que el cuerpo está tratando de curarse a sí mismo. Sin embargo, con ciertas condiciones, la inflamación puede hacer que el sistema inmunitario sea hiperactivo, esto puede dañar los tejidos del cuerpo. En resumen, la inflamación es el intento del cuerpo de autoprotegerse para eliminar estímulos dañinos y comenzar el proceso de curación; las infecciones, heridas y cualquier daño al tejido no podrían sanar sin una respuesta inflamatoria; la inflamación crónica puede eventualmente causar varias enfermedades y afecciones, incluidos algunos cánceres y la artritis reumatoide.

Los esteroides como la dexametasona ayudan a bloquear la respuesta del sistema inmune a la inflamación, lo que ayuda a prevenir este daño.

2.- Reacciones alérgicas

Las alergias son una reacción exagerada del sistema de defensa natural, conocido como el sistema inmunológico, que ayuda a combatir las infecciones, este sistema normalmente protege al cuerpo de virus y bacterias produciendo anticuerpos para combatirlos. En una reacción alérgica, el sistema inmune comienza a combatir sustancias que generalmente son inofensivas (como los ácaros del polvo, el polen o un medicamento) como si estas sustancias estuvieran tratando de atacar el cuerpo. Esta reacción exagerada puede causar sarpullido, picazón en los ojos, secreción nasal, dificultad para respirar, náuseas y diarrea.

Es posible que no se produzca una reacción alérgica la primera vez que se expone a una sustancia que produce alergia denominada como alérgeno, pero la exposición frecuente a este factor es el que puede producir los factores desencadenantes de las alergias.

3.- Enfermedades reumáticas

Estas enfermedades se caracterizan por una inflamación que afecta las estructuras de conexión o de soporte del cuerpo, por lo general las articulaciones, pero también puede afectar tendones, ligamentos, huesos y músculos. Algunas enfermedades reumáticas incluso afectan los órganos. Estas enfermedades en última instancia pueden causar la pérdida de la función en esas partes del cuerpo. Entre las enfermedades de este tipo más destacadas se encuentran, la artritis, que literalmente significa inflamación de las articulaciones, incluidas la espondilitis anquilosante, la artritis psoriásica, la artritis reumatoide juvenil, el lupus y la artritis gotosa aguda.

Las enfermedades reumáticas que afectan principalmente a la columna vertebral y cuando es así se consideran espondilo-artropatías.

4.- Enfermedades de la piel

 La piel es considerada el órgano más grande del cuerpo, el mismo separa el exterior del interior, se constituye una barrera de protección para el organismo, sin embargo existen ciertas condiciones que irritan, obstruyen o inflaman la piel causando síntomas tales como enrojecimiento, hinchazón, ardor y picazón; las alergias, irritantes, la constitución genética y ciertas enfermedades o problemas del sistema inmunológico pueden causar lesiones como: dermatitis (exfóliativa, seborreica severa), pénfigo, urticaria, eritema multiforme severo, micosis fungoide y otras afecciones de la piel.

5.- Insuficiencia suprarrenal

La glándula suprarrenal ayuda a controlar ciertas funciones corporales, estas funciones incluyen controlar la glucosa en sangre, combatir las infecciones y controlar el estrés. En personas con insuficiencia suprarrenal, la glándula suprarrenal libera cantidades más bajas de ciertas hormonas, lo que desencadena desequilibrios en el individuo hasta el punto de causar un problema más crónico, ya que todos los seres humanos necesitamos hormonas para poder cumplir todas las funciones que nuestro organismo, es en esta parte donde entra el papel fundamental de la dexametasona que ayuda a reemplazar estas hormonas, que normalmente el cuerpo necesita.

¿Precauciones y advertencias sobre el uso de este corticoestoide?

  • Puede producir daño cardiaco

Si usted es de las personas que recientemente ha tenido un ataque cardíaco, puede estar en mayor riesgo de sufrir aún más daños al corazón por este medicamento. Antes de comenzar a usar la dexametasona, asegúrese de que su médico sepa que ha tenido un ataque cardíaco.

  • Puede incrementar una infección

La dexametasona puede encubrir o empeorar ciertas infecciones. Además, las infecciones pueden desarrollarse durante el tratamiento. No use este medicamento si posee un historial clínico de infecciones por hongos, parasitarias, tuberculosis, o cualquier otra infección. Informe a su médico sobre cualquier enfermedad o infección pasada, antes de ser sometida a este tratamiento.

  • Puede desarrollar problemas oculares- de la vista

El uso de dexametasona durante períodos prolongados puede provocar problemas en los ojos, como cataratas o glaucoma, igualmente tiene una propiedad de causar lesión a los nervios ópticos o producir infecciones oculares fúngicas o virales.

  • Empeora las enfermedades eruptivas de la infancia

Si usted posee alguna enfermedad eruptiva como varicela o sarampión, y es sometido a la administración de dexametasona es probable que empeore el curso natural de esta enfermedad, por ende, debe informar a su médico si no ha tenido varicela o sarampión, o si no ha tenido las vacunas para prevenirlos.

¿Cómo funciona la dexametasona en el interior del organismo?

La dexametasona pertenece a una clase de medicamentos llamados esteroides, como ya se acoto anteriormente, los mismos son una clase o un grupo de medicamentos que funcionan de manera similar, es por ello, que a menudo se utilizan estos fármacos para tratar afecciones similares, es decir inflamación reacciones alérgicas entre otros ya mencionados.

¿Produce efectos secundarios?

Recordemos que la dexametasona es un fármaco sintético, que básicamente va a simular la respuesta de una hormona natural, por lo cual es totalmente aceptable que produzca ciertas repuestas negativas entre ellas se destacan:  malestar estomacal, cefalea, mareos, cambios en el ciclo menstrual, dificultad para conciliar el sueño, aumento del apetito y por consiguiente aumento de peso.

Estos efectos secundarios antes mencionados no se hacen presente en todas las personas, existen individuos en los que los efectos secundarios son totalmente nulos, igualmente recuerde que si su médico ha indicado este medicamente es tomando en cuenta el factor riesgo-beneficio, en el cual el beneficio es mayor que el riesgo del medicamento.

Tome en cuenta avisar d manera inmediata a su médico de cabecera si presenta cualquiera de estos efectos secundarios poco probables pero graves: signos de infección como: Fiebre, dolor de garganta persistente, dolor óseo, dolor articulares, aumento de la sed, de micción, latidos cardiacos aumentados, lentos o irregulares, dolor o presión ocular, problemas de visión, heces melenicas (negras), vómitos que parecen granos de café, inflamación y dolor en las extremidades, dolor de estómago, abdominal, enrojecimiento  del cuerpo, cansancio, cambios mentales como: depresión, cambios de humor, hiperactividad, calambres , debilidad , fácil aparición de moretones, sangrado, adelgazamiento de la piel, y convulsiones.

►Video recomendado: ¿Para que sirve la dexametasona?

Compartir es sinónimo de bondad. Se bondadoso...

Deja un comentario