Para Qué Sirve La Clortalidona– Dosis indicadas – Contraindicaciones – Recomendaciones


La clortalidona, es un fármaco muy utilizado en pacientes que padecen de hipertensión y edemas. El mismo suele ser muy efectivo. A continuación, le explicaremos de qué se trata este medicamento, para que sirve, como se debe tomar, las precauciones y los riesgos del mismo; así que te invitamos a seguir leyendo.

¿Qué es la clortalidona?

La clortalidona es un fármaco diurético, que pertenece al grupo de las tiazidas. El mismo es usado para tratar la hipertensión arterial alta y el edema. Este tratamiento se caracteriza por actuar de forma parecida a las tiazidas. Sin embargo, se diferencian en la estructura molecular, ya que la clortalidona no contiene benzotiadiazina.

Este tratamiento, comparado con otros, del mismo grupo de las tiazidas; tiene una mayor duración de acción, es decir su efecto perdura por más tiempo. Por esta razón se utiliza frecuentemente en enfermedades como hipertensión y edema.

La clortalidona es similar a la hidroclorotiazida y se puede usar como médico independiente o en combinación con agentes antihipertensivos que ayuden a bajar la presión arterial.

¿Para qué sirve la clortalidona?

Como se ha mencionado desde el comienzo, este tratamiento es usado en pacientes que padecen de hipertensión arterial alta e hinchazón causada por la retención de líquido (edema). De igual manera, este fármaco también suele utilizarse como adyuvante en trastornos renales, como el síndrome nefrótico.

Para Qué Sirve La Clortalidona

Comúnmente este tratamiento es indicando para tratar graves patologías, como: edema, ocasionada por insuficiencia venosa periférica crónica; ascitis por cirrosis hepática; edemas con un origen específico, como problemas cardiacos, renales y hepáticos.

Otras de las enfermedades donde es indicado este tratamiento es en retención de líquidos en el síndrome premenstrual; hipertensión arterial esencial o nefrogénica, profilaxis contra cálculos recurrentes de oxalato de calcio; hipercalciuria idiopática; hipertrofia ventricular izquierda; diabetes insípida; entre otras enfermedades.

Cabe destacar que este medicamento luego que está en el organismo, comienza a actuar de inmediato. previniendo la reabsorción de sodio y cloruro, así como inhibiendo el simportador Na +/ Cl, en el túbulo contorneado distal. Sus resultados se comienzan a notar en un lapso de 1 a 2 horas.

Dosis recomendadas de Clortalidona

La cantidad de médico puede depender de varios factores. por esto lo más aconsejable es que antes de iniciar este tratamiento el paciente se dirija al médico para que le indique la dosificación correcta. Así de esta forma prevenir que le ocasione efectos secundarios.

Sin embargo, este medicamento se encuentra en presentaciones de aproximadamente 20 tabletas en cada caja. Se recomienda que se inicie adquiriendo cantidad pequeñas; a medida que el organismo se vaya adaptando y según corresponda, se puede ir aumentando las dosis.

Las principales dosis indicadas, son las siguientes:

Antihipertensivo: En caso de que este tratamiento sea indicado para tratar esta patología, se puede iniciar con una dosis única de 25 mg diarios y luego se puede aumentar a 50 mg y 100 mg, de acuerdo a la reacción del organismo.

Insuficiencia cardiaca y edemas: Si es indicado para tratar esta enfermedad, se debe administrar de 2 a 4 tabletas en días alternos. Sin embargo, si la patología es muy grave puede tomar de 2 a 4 tabletas diarias.

Diabetes insípida: se debe iniciar tomando 100 mg dos veces al día, hasta estabilizar y controlar la enfermedad. Luego se puede mantener una dosificación de 50 mg diarios.

En el caso de los niños, el tratamiento será indicado según el cuadro clínico.

¿Qué precauciones se debe tener?

Es necesario que antes de iniciar este tratamiento conozca las precauciones que se deben seguir para que el fármaco funcione correctamente; además, de prevenir que cause efectos secundarios. A continuación, le daremos a conocer las principales precauciones:

● El paciente debe indicarle al médico si es alérgico a este tratamiento o a alguno de sus compuestos; ya que el mismo puede contener ingredientes inactivos que pueden ocasionar otras enfermedades.

● Debe indicarle al médico si está tomando otros medicamentos; ya que la combinación de algunos fármacos puede resultar tóxica.

● No se recomienda el uso de este medicamento en pacientes que padezcan enfermedades como anuria, hipersensibilidad a este principio activo o derivados sulfamídicos, insuficiencia renal, o hepática grave, hipopotasemia e hiponatremia refractarias, hipercalcemia e hiperuricemia sintomática.

● En el caso de los pacientes diabéticos que controlan esta enfermedad con insulina o hipoglucemiantes deberán tomar clortalidona con gran precaución, además, en algún caso se debe aplicar una dosis de insulina para poder lograr estabilizar la patología.

● Puede causar somnolencia y mareos; principalmente al principio del tratamiento, ya que el cuerpo se comienza a adaptar.

● Si la persona es sometida a dosis elevadas de este tratamiento, puede ocasionar nerviosismo y arritmias cardiacas, espasmos musculares e incluso desarrollar hipomagnesemia.

● El uso frecuente de este medicamento puede incrementar el nivel de ácido úrico sérico y producir ataques de gota.

● Se recomienda, no ingerir alcohol mientras se usa este fármaco, porque esta combinación podría resultar tóxica.

● Este medicamento debe permanecer lejos del alcance de los niños y en temperaturas menores de los 40°C.

● Si la paciente está embarazada o en periodo de lactancia, es necesario que consulte con el médico, antes de iniciar a consumir este medicamento; porque podría ocasionar daños en la salud de la madre y del feto.

● En caso de que resulte una intoxicación, el paciente puede presentar: náuseas, mareos, debilidad, arritmias cardiacas, espasmos musculares, somnolencia, hipotensión, hipovolémica, entre otros. Si esto sucede debe acudir de inmediato al médico.

Efectos secundarios

Este tratamiento debe ser administrado con precaución y bajo vigilancia médica. De lo contrario, puede que afecte o desarrolle otras patologías; por esto se recomienda que siga las instrucciones que le dé el médico.

Uno de los efectos adversos que puede provocar este medicamento, son malestares estomacales, mareos y vértigo. En caso de que esto ocurra el paciente debe levantarse lentamente, para evitar un desmayo.

De igual manera este tratamiento, puede ocasionar en la paciente deshidratación, por lo que se recomienda tomar abundante agua. También ocasiona pérdida de sal/minerales.  

Si se observa resequedad en la boca, sed en exceso, calambres musculares, debilidad, latidos cardíacos muy fuertes y rápidos, confusión; debe acudir de inmediato al médico.

Finalmente, se debe resaltar que es muy importante, que, si usted padece de alguna enfermedad, por la cual ha sido determinado este tratamiento, está en constante visitas médicas; ya que el mismo es indicado con la finalidad de tratar problemas de salud muy delicados.

[simple-author-box]

Deja un comentario