Para Qué Sirve la Clindamicina – Antibiótico para Personas y Animales

En el mercado, que en este caso serían las farmacias podemos conseguir muchas variaciones de antibióticos, algunos muy efectivos y otros que funcionan unas pocas veces. El problema de esto, es que cada vez va en aumento la cantidad de personas que requieren de ellos, y si a estas personas que requieren de los antibióticos no les hace el efecto necesario lastimosamente simplemente se están intoxicando.

Evitar que esto suceda es sencillo, solamente se deben fabricar los mejores y empezar a descartar los que no. Uno de los mejores que puedes encontrar es la clindamicina, a la que hemos analizado, además hicimos un resumen de ella para que la conozcas.

¿Qué es la clindamicina?

Es un antibiótico semisintético presentado en cápsulas como clorhidrato o solución como clorhidrato de palmitato que se toma vía oral, pero también puede encontrarse en otras presentaciones para administrarlas vía tópica, intravenosa o intravaginal. Está compuesta principalmente por la lincomicina que es un antibiótico natural que forma parte del grupo de las lincosamidas.

Se podría decir que el cuerpo acepta de forma positiva este medicamento, la mayor parte de él es metabolizado en el hígado pero aun así no le afecta. Se mantiene en el organismo alrededor de unas 3 a 4 horas, ya luego lo que el cuerpo no sea capaz de mantener lo expulsa a través de la orina o la bilis.

La Clindamicina es un antibiótico que tambien se utiliza en perros y gatos

Para qué sirve la clindamicina

La clindamicina se utiliza en un principio para combatir las bacterias que puedan causar enfermedades graves, infecciones en el cuerpo y hasta acné grave. Todo dependiendo del uso que requiera el paciente y lo que considere necesario el médico.

Principalmente se usa para combatir algunos padecimientos como estos:

  • Infección en el sistema respiratorio como, empiema, neumonía, faringoamigdalitis, rinofaringitis aguda, absceso pulmonar, entre otras que puedan afectar tanto las vías respiratorias altas como las bajas.
  • Infecciones bacterianas en la piel como, impétigo, foliculitis, forunculosis, ántrax, abscesos cutáneos, celulitis, erisipela, entre otras.
  • Infecciones en los huesos y articulaciones, aunque te parezcan extrañas los que padeces de enfermedades diabéticas o de mala circulación suelen presentar este tipo de infecciones.
  • Infecciones en el aparato genital femenino como, endometritis, infecciones vaginales post quirúrgicas, abscesos tubo-ováricos no gonocócicos, celulitis pélvica, salpingitis, enfermedad inflamatoria pélvica aguda, entre otras.
  • Combaten también las bacterias que pueden tener los abscesos dentales o periodontales
  • En conjunto con otros fármacos también pueden servir para tratar el SIDA.

También es usada en casos específicos con pacientes que padezcan de alguna enfermedad o prescripción especial con la que no puedan ingerir el medicamento prescrito en un principio, por ejemplo con los pacientes que son alérgicos a la penicilina se utiliza la clindamicina para combatir las infecciones en el sistema respiratorio.

Posología de la clindamicina

Se recomienda su uso solamente en adultos mayores de 16 años de edad, y la dosis puede variar según el tipo de infección y la gravedad de ella, normalmente no se deberían de ingerir más de 300 mg de clindamicina con un intervalo entre las tomas de algunas 6 horas. Siendo la dosis diaria de unos 600 – 1200 mg al día dividiéndose en 2 o 4 dosis.

Pero según indique el médico por la gravedad de la infección puedes tomar alrededor de 2.400 mg y 2.700 mg en 24 horas también divididas en 4 dosis, esto solo en caso de que la infección sea bastante grave.

Aunque no se recomienda su uso en menores, algunos médicos suelen mandarles la clindamicina cuando tienen una infección fuerte. La dosis de los que poseen más 10 Kg de peso es de 20 a 40 mg /kg /día divididas en 4 dosis, a los bebés prematuros entre 15 y 20 mg /kg /día también divididas en 4 dosis.

Precauciones

Como es habitual en todo tipo de medicamentos tienen ciertas precauciones a seguir para que el medicamento haga el efecto deseado de forma efectiva, en este caso dejaremos las mismas del fármaco clindamicina. Estas son las precauciones a seguir:

  • Este tipo de medicamentos por su composición, no pueden ser ingeridos por su propio criterio, si va a tomarlo debe ser con la indicación de un médico profesional capacitado.
  • No debe ser ingerido con un antigripal, ya que es un antibiótico que combate las posibles bacterias e infecciones graves, no simples resfriados o enfermedades virales.
  • Si padeces de alguna enfermedad gastrointestinal como diarrea, colitis ulcerosa, enteritis regional o colitis asociada a antibióticos, consulta a tu médico antes de ingerirla. Puede que por ellos necesites otra dosis.
  • En caso de que sufras de alguna disfunción hepática debes informar a tu médico, porque esto conlleva al ajuste de la dosis por la mitad de lo normal.
  • Y también si padeces de insuficiencia renal, la dosis será muchísimo menor. Por la falta de capacidad de tu cuerpo para soportar
  • Si tú has tenido asmas, alergias constantes o cuenta con piel sensible debes informar antes al médico para que este estudie si la clindamicina es lo más recomendable.
  • SI usas clindamicina tópica debes cuidar de qué tipo de jabones usar, ya que estos pueden ser muy fuertes para tu piel y en conjunto a los efectos secundarios suelen causar daños.

Posibles efectos secundarios de la clindamicina

Con los efectos secundarios hay que tener extremo cuidado, por supuesto no queremos que sucedan cosas no previstas con la prescripción de un fármaco.

Acá los principales efectos secundarios que pueden surgir si no se ingiere de forma debida (solo suceden en muy pocos casos), para evitarlos solo hay que seguir las indicaciones al pie de la letra y tomar en cuenta las precauciones anteriores.

  • Trastorno gastrointestinal, con este puedes padecer de dolor de estómago, vómito, náuseas, diarrea, difícil digestión, gases continuos, mareo, entre otros.
  • Dolor de garganta, sobre todo al tragar (Incluyendo los líquidos), esto pasa por la resequedad de la misma.
  • Ganas de orinar constantes, así no hayas tomado líquidos.
  • Flujo vaginal blanco y espeso, además de picor y ardor en la vagina, en algunos casos puede hincharse
  • Trastornos del sistema inmunitario, te pueden salir erupciones cutáneas, urticaria, muy parecida a la alergia pero causada por el medicamento. Mayormente causado  por el uso de jabones no indicados en conjunto de la clindamicina tópica.
  • Manchas blancas alrededor de la boca.
  • Dificultad para respirar de forma adecuada.

En caso de presentar alguno de estos, detenga la ingesta y diríjase a su médico cuanto antes.

Deja un comentario