Funciones De La Aspirina En El Corazón – 2 Beneficios- Dosis Y Riesgos.

Este fármaco se ha utilizado desde la antigüedad para aliviar el dolor y la inflamación. Hoy en día, la aspirina a menudo se recomienda para pacientes que han sufrido ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares. Pero, ¿ para que sirve la aspirina en general ? A continuación, se encuentran las respuestas a algunas de las preguntas más frecuentes sobre este importante medicamento.

La aspirina pertenece a una clase de medicamentos llamados antiinflamatorios no esteroideos (AINE). La aspirina y otros AINE, por ejemplo, el ibuprofeno (Motrin, Advil, etc.) y el naproxeno (por ejemplo, Aleve, etc.), se utilizan ampliamente para tratar la fiebre, el dolor y las afecciones inflamatorias, como la artritis, la tendinitis y la bursitis, esta se conoce químicamente como ácido acetilsalicílico y a menudo abreviado como ASA.

Beneficios de la aspirina en la función cardíaca

para que sirve la aspirina

1.- Tratamiento de la angina de pecho

La aspirina es particularmente útil en la prevención de ataques cardíacos y muertes relacionadas con los mismo. El ensayo demostró reducciones significativas en el riesgo de ataque cardíaco en pacientes con angina inestable tratados con aspirina. La aspirina por lo general se inicia tan pronto como se realiza el diagnóstico de angina inestable y luego continúa indefinidamente.

En pacientes con dolor torácico prolongado debido a angina inestable (una situación en la que los ataques cardíacos son frecuentes), la angioplastia coronaria puede ser necesaria para abrir las arterias coronarias bloqueadas. La aspirina a menudo se usa en combinación con otro agente anti-plaquetario, ​​y un anticoagulante para prevenir ataques cardíacos.

En pacientes con angina de esfuerzo (dolor de pecho provocado por el esfuerzo), se ha demostrado que una dosis baja de aspirina (75 mg-325 mg al día) a largo plazo reduce significativamente el riesgo de ataques cardíacos, muerte súbita e infarto cerebral isquémico.

2.- Tratamiento de enfermedades cerebrovasculares

El accidente cerebrovascular isquémico es un proceso similar a un ataque cardíaco. En general, isquemia significa lesión de un tejido en el cuerpo debido a la falta de flujo sanguíneo. En consecuencia, un accidente cerebrovascular isquémico es una lesión en el tejido cerebral debido a la falta de perfusión sanguínea. Esto generalmente ocurre debido al aterosclerosis de las arterias en el cerebro. El ataque cardíaco es la isquemia del corazón causada por un proceso similar. Otro proceso importante para el accidente cerebrovascular isquémico puede deberse a una embolia (un coágulo de sangre que se desprende y viaja desde otra ubicación en el cuerpo) a los vasos sanguíneos del cerebro que impiden que la sangre pase a través del vaso sanguíneo.

Se cree que la aspirina beneficia a los pacientes con accidentes cerebrovasculares isquémicos agudos al prevenir la propagación (extensión o crecimiento) de los coágulos de sangre y prevenir la obstrucción completa de las arterias. Sin embargo, la aspirina no es efectiva en el tratamiento o prevención de accidentes cerebrovasculares hemorrágicos.

¿Por qué algunas personas toman aspirina?

Muchas personas toman una aspirina al día según una recomendación de su médico de familia o cardiólogo. Algunas personas toman aspirina para prevenir enfermedades cardíacas, ataques cardíacos o derrames cerebrales. Las personas que ya han tenido un ataque cardíaco, que han tenido ciertos tipos de derrames cerebrales o que tienen otras enfermedades cardíacas diagnosticadas, toman aspirina para evitar que tengan otro ataque cardíaco o un derrame cerebral.

¿Cómo funciona la aspirina?

La aspirina ayuda evitando que las células sanguíneas se agrupen, formando Estos grumos o coágulos que pueden bloquear los vasos sanguíneos en el corazón y el cerebro. Cuando estos vasos están bloqueados, los nutrientes y el oxígeno no pueden alcanzar partes del corazón o el cerebro. La falta de sangre en las áreas del corazón es la principal causa de una falla cardiaca

¿Cuáles son los riesgos al tomar aspirina?

La aspirina puede aumentar el riesgo de hemorragia en el estómago, el intestino delgado y el cerebro. Normalmente, hay una capa que protege el interior del estómago y el intestino del ácido en el estómago. Si se toma aspirina en dosis altas y durante un tiempo prolongado, puede dañar lentamente esta capa. Este daño puede conducir a una hemorragia interna. Por otro lado, el uso de aspirina para prevenir los coágulos de sangre también puede afectar la curación natural de los vasos sanguíneos dañados y aumentar el riesgo de hemorragia en el cerebro.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la aspirina?

Los efectos secundarios graves de la aspirina ocurren con poca frecuencia. Sin embargo, generalmente tienden a ser más frecuentes con dosis más altas. Por lo tanto, es aconsejable usar la dosis efectiva más baja para minimizar los efectos secundarios.

Los efectos secundarios más comunes de la aspirina involucran directamente el sistema gastrointestinal, que incluye:

  • Úlceras estomacales
  • Dolor abdominal
  • Náuseas
  • Gastritis
  • Hemorragia gastrointestinal
  • Moretones con facilidad
  • Vértigo
  • Zumbido en los oídos
  • Aturdimiento
  • Heces negras
  • Debilidad
  • Mareos al ponerse de pie

Otro efecto secundario grave pero poco frecuente de la aspirina es la hemorragia intracraneal (hemorragia en los tejidos del cerebro), similar a un accidente cerebrovascular hemorrágico.

La aspirina puede afectar la función del riñón y el hígado, especialmente en pacientes que ya tienen enfermedad hepática y renal. Ocasionalmente, la aspirina puede ser tóxica para el hígado.

  • Estos efectos secundarios graves también se han asociado con la aspirina:
  • Reducción de las plaquetas sanguíneas (Trombocitopenia)
  • Producción reducida de glóbulos rojos (Anemia aplástica)
  • aumento de la destrucción de glóbulos rojos (Anemia hemolítica)
  • Reducción de glóbulos blancos (Neutropenia)
  • Reducción de todas las células en la sangre (Pancitopenia)
  • Tromboembolismo
  • Broncoespasmo
  • Angioedema
  • Reacciones alérgicas graves

¿Qué dosis de aspirina debo tomar?

Para prevenir, tratar ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares debes tomar en cuenta que una dosis ideal de aspirina es aquella que maximiza sus beneficios pero minimiza los efectos secundarios. Sin embargo, la dosis ideal de aspirina para la prevención primaria o secundaria de accidentes cerebrovasculares isquémicos y ataques cardíacos no se ha establecido con firmeza.

En situaciones donde se necesita un efecto anti-plaquetario inmediato (por ejemplo, en el tratamiento de ataques cardíacos agudos, accidentes cerebrovasculares isquémicos y angina inestable), la aspirina a dosis moderadas (160-325 mg / día) producirá efectos anti-plaquetarios rápidos e inmediatos; esta es la dosis recomendada para ataques cardíacos agudos y angina inestable.

A dosis más bajas, como 75 mg / al día,  el efecto anti-plaquetario de la aspirina se puede lograr en varios días en lugar de minutos. Dado que el riesgo de hemorragia grave por la aspirina es menor a dosis más bajas, esta es una dosis adecuada para la prevención primaria y secundaria a largo plazo. Aunque se ha demostrado que la aspirina a dosis tan bajas como 40 mg / día tiene efectos anti-plaquetarios igualmente, sin embargo, no hay datos suficientes ni concluyentes que demuestren que dosis tan bajas sean efectivas para prevenir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares isquémicos.

Tampoco hay evidencia de que las dosis más altas de aspirina, como 1000 mg / día o más, sean más efectivas que las dosis más bajas. Algunos estudios incluso sugieren que las dosis más altas pueden no ser tan efectivas como las dosis bajas. Dado que los efectos secundarios de la aspirina son más frecuentes con dosis altas.

¿Qué drogas pueden interactuar con la aspirina?

La aspirina puede interactuar con otros medicamentos y causar efectos secundarios indeseables. Por ejemplo:

La aspirina, cuando se toma junto con un anticoagulante como warfarina puede afectar en gran medida la capacidad del cuerpo de formar coágulos de sangre, lo que resulta en un sangrado excesivo espontáneo, de úlceras o relacionado con un procedimiento. Por lo tanto, los pacientes en tales combinaciones deben ser monitoreados de cerca por un médico.

La aspirina puede elevar los niveles de ácido úrico en la sangre y puede ser necesario evitarla en pacientes con niveles elevados de ácido úrico. Igualmente puede aumentar el efecto de los medicamentos utilizados para reducir los niveles de azúcar en la sangre en pacientes con diabetes, lo que resulta en niveles anormalmente bajos de azúcar en la sangre (hipoglucemia).

►Video recomendado: Aspirina

Deja un comentario