Para Qué Sirve Un Análisis De Sangre – Preparación, Como Se Realiza, Posibles Problemas.

El análisis de sangre es la prueba médica de mayor importancia y más usada en el mundo de la medicina. En esta reseña, nos centraremos en para qué sirve un análisis de sangre. Estas pruebas médicas se basan en extraer una cantidad pequeña de sangre venosa del paciente, luego de hecho dicha sangre se transporta al laboratorio para poder analizarla y así concretar su composición.

En conclusión, los análisis de sangre son pruebas que pueden ser solicitas para prácticamente cualquier consulta médica, con la finalidad de determinar el estado de salud general del paciente. Debido a que dicha prueba, y el historial clínico de la persona podrá ayudar al médico a determinar un diagnóstico y así lograr una teoría sobre lo que le pueda estar ocurriendo al paciente.

Para qué sirve un análisis de sangre

Para qué sirve un análisis de sangre

Como anteriormente se comentó, los análisis de sangre son la primera exploración que solicita cualquier médico para el paciente que asiste a consulta por algún problema o molestia de salud. Se pueden llevar a cabo análisis de sangre por distintas razones, como por ejemplo:

  • La finalidad principal es descartar o confirmar si existe algún problema u enfermedad de salud que este en sospecha del médico basándose principalmente en los síntomas y signos que presenta el paciente que asiste a la consulta.
  • También, los análisis de sangre se pueden usar para conocer la evolución de un paciente que este presentando alguna enfermedad o alteración y por lo cual este consumiendo medicamentos. Un típico ejemplo, es el control periódico de aquellos pacientes que poseen valores elevados de colesterol.
  • Otro uso cotidiano de los análisis de sangre son los que forman parte de los chequeos o controles periódicos que están orientados a inspeccionar el estado de salud de un paciente y la precoz detección de diversas enfermedades.

Preparación para un análisis de sangre

En algunos casos, se recomienda que la persona cuando se vaya a realizar un análisis de sangre vaya en ayunas, para así poder evitar todos los factores que pueden dar errores en los resultados. Generalmente, cuando una persona se va a realizar una extracción de sangre se realiza en la mañana, debido a que son las horas que comprenden el ayuna, es decir, el periodo de 8 a 10 horas.

El análisis de sangre es una prueba que para algunas personas no resulta dolorosa, aunque algunas si pueden padecer de cierto dolor o molestias durante la extracción de sangre o el pinchazo. En algunos casos, el normal que el paciente se maree, o hasta incluso que pierdan el conocimiento ya sea por el ayuno prolongado o el miedo al análisis. Por lo cual, es importante aclarar que dichas escenas no se deben a la propia extracción de sangre, debido a que la sangre que se extrae es muy poca. Si se da el caso de que la persona sea propensa a marearse, se recomienda que vaya acompañada.

Para qué sirve un análisis de sangre

Como se realiza un análisis de sangre

Obviamente como todos sabemos si la persona se va a realizar un análisis de sangre, le deberán extraer una pequeña muestra. Es importante aclarar que el volumen que se extrae depende de la cantidad que el especialista haya solicitado. Sin embargo, es muy difícil que dicha cantidad supere los 50 mL.

En la gran parte de los casos, se debe extraer la sangre de una vena que habitualmente es en la zona del codo. Sin embargo, en algunos análisis solo se debe extraer sangre arterial, como por ejemplo en el caso de una Gasometría. Cuando se habla de dicho examen, la sangre se obtiene de una arteria de la muñeca. Pero, si solo se necesita de unas pocas gotas de sangre para el análisis, solo se realiza un pinchazo pequeño en la yema del dedo.

Antes de que se realice la punción, al paciente se le coloca una goma elástica apretada alrededor del brazo para que así se resalte la vena. Dicho proceso ayuda a que la enfermera realice el pinchazo con una mayor seguridad sin causarle ninguna molestia al paciente. Luego de ello, se limpia la zona con alcohol y se introduce la aguja que se encuentra conectada a un dispositivo que recoge la sangre en la arteria o vena de la cual se conseguirá la muestra, en ese exacto momento, se debe retirar la goma para que así pueda fluir fácilmente la sangre.

Por último, luego que se haya conseguido la muestra suficiente, se le retira la aguja al paciente y se le pide que presione sobre el punto de punción con un pequeño algodón y el codo doblado. Luego de un rato que el paciente haya presionado la zona, se retira el algodón, dicho proceso se realiza para que luego no se originen hematomas.

Posibles inconvenientes en un análisis de sangre

La extracción de sangre solo se realiza por profesionales y es una técnica muy sencilla que normalmente no da lugar a ningún tipo de complicación grave. Por lo cual, se podría decir que las únicas complicaciones que se podrían producir son:

  • Mareos en aquellas personas que son propensos a ellos. Dicho problema se soluciona permaneciendo cómodo, tranquilo y tendido hasta que desaparezca la sensación desagradable.
  • Hematomas, mejor conocidos como moretones en el área de la extracción. Esto sucede debido a un mal cierre de la punción por no ejercer suficiente presión sobre el mismo o por que la aguja haya atravesado la vena y se haya escapado sangre a otros tejidos.

Factores que interfieren en el análisis de sangre

Hay factores internos e externos que podrían influir al momento de realizar algún análisis o prueba de sangre, llegando hasta el punto de conseguir resultados alterados o no reales. A pesar de que se entienda que se debe ir en ayunas, también existen muchos más aspectos de la rutina del paciente que serian capaces de alterar la muestra. Por lo cual, se conseguiría un valor que no refleje la real situación del paciente.

-Previos medicamentos a un análisis de sangre: Un aspecto que mayormente origina dudas es la medicación. Para evitar que los medicamentos influyan en los resultados, es importante comunicarle al médico del laboratorio el tratamiento que se esté consumiendo, de tal forma el aconsejara si se debe suspender temporalmente o no. Por ejemplo, la aspirina, los antibióticos y antiinflamatorios influyen en los resultados de coagulación de la sangre. Como también, en algunos casos las vitaminas han influido. Ejemplo de ello es la vitamina C que puede alterar la creatinina, y también la vitamina E influye en las pruebas de plaquetas.

Para qué sirve un análisis de sangre

 -El consumo de tabaco y alcohol altera los resultados finales: Dos factores que notablemente afectan a estas pruebas son el tabaco y el alcohol. En los casos de las bebidas alcohólicas podrían intervenir en los resultados del colesterol y de los triglicéridos. Como también, en la gama GT, y en la glucosa, se podrían producir u originar cambios en la concentración de algunas enzimas, especialmente las del hígado. Por tal razón, se recomienda evitar el consumo de alcohol al menos 3 días antes de la realización del análisis. Por otro lado, el tabaco también es capaz de afectar a la curva de glucosa y a los exámenes de plaquetas. Dichos cambios se pueden notar a la siguiente hora de haber fumado y de forma distinta afecta según el género y la edad del paciente. Por dichas razones, no se debe fumar ni consumir alcohol antes de un análisis de sangre

►►También te puede interesar

Compartir es sinónimo de bondad. Se bondadoso...

Deja un comentario