Para Que Sirve La Achicoria

Cichoryum intybus o achicoria es una planta herbácea de origen silvestre. Una plantita de ramas y raíces que brotan de tallos que se prolongan entre 60 y 90 centímetros. De hojas grandes y extensas, su textura simula el diente de león.

Tiene múltiples denominaciones, como: escarola, radicheta, abalia, phylliyuyu, chancoroma, yerma amarga, yerba del café, camaroja, farinea, salcillo, ternasol; entre otros nombres.

Brota con florecitas moradas y la recolección de las raíces se da generalmente en verano; donde sus hojas y raíces se ponen a secar en sombra y sol para su posterior consumo

Esta planta posee una vasta historia y presencia; incluso Virgilio, Plinio y Horacio llegaron a mencionarla en más de una oportunidad y era consumida como una delicia en ensaladas por los antiguos romanos.

Pero una de sus acepciones más importantes es como planta medicinal, en la que desde la Edad Media ha sido valorada para múltiples sanaciones. Entre las que resaltan problemas en la piel y en el sistema digestivo.

Posee contraindicaciones; pero verdaderamente, son muy pocas. Por ejemplo: sus raíces son ricas en oxalatos lo que hace que no sea recomendable para personas con dificultades renales; de igual manera, para personas con tensión baja.

El consumo excesivo de la achicoria durante el embarazo, puede acelerar la menstruación y esto podría producir un aborto involuntario. Sin embargo, si su consumo es moderado, estas contraindicaciones no serían un problema.

Origen

Aunque en la actualidad, la planta está sembrada en todo el mundo; es en la Europa Mediterránea y África donde la misma halló sus territorios de nacimiento. Luego se expandió en África, donde -en el siglo XVI- Egipto concentró gran parte de su cultivo.

Más adelante, en el s. XX llegó directamente a España donde la planta encontró sus suelos ideales y donde, actualmente, es común encontrarla al borde de las vías en grandes cantidades. Es una planta de la que muy pocas personas conocen sus beneficios.

Hoy, es una planta que la medicina anhela por sus propiedades positivas tan directas y profundas en sistemas distintos de nuestro cuerpo. Con una historia honda y un recorrido de años, la achicoria está al alcance hoy para ser parte de nuevas alternativas en salud.

Propiedades de la achicoria

  • Se compone de un total de 30 antioxidantes, que se transforman en vitamina A cuando el organismo les procesa.
  • Es rica en vitaminas y minerales. Posee potasio, calcio, magnesio y el saludable fósforo. Posee un alto índice de vitaminas A y B.
  • Es un vegetal con gran contenido de fibra soluble.
  • Tiene un nivel considerable de amargura que también posee importantes beneficios y que revisaremos con detenimiento más adelante.

Beneficios de la achicoria

En las comidas

Ancestralmente, la planta ha sido utilizada para completar platos de altísima calidad en nutritiva y deliciosas ensaladas; donde procesada, hacía lucir las comidas completas.

La achicoria también es consumida en forma de té y es el sustituto por antonomasia del café.

En relación a su preparación, es muy fácil de hacer. La amargura de su sabor contribuye a dar un toque peculiar a las ensaladas. Por otro lado, se juntan color y textura por lo que en la cocina gourmet -sobre todo europea- es una planta sumamente utilizada para crear un verdadero arte culinario.

La achicoria tiene otras formas de preparación. Es posible hornearla y gratinarla; también es preparada bajo cocción al vapor que es la forma de preparación donde pierde menor cantidad de propiedades que benefician la salud.

La achicoria posee en su raíz inulina, una sustancia que en la industria agregan a diferentes productos para comercializar, como bebidas y alimentos bajos en calorías que suelen utilizarse en comidas para personas diabéticas.

Preparar achicoria puede ser muy sencillo. Decíamos que en tés y ensaladas, son las formas más comunes de encontrarle. Sin embargo, existen distintas maneras de prepararle donde puede sacársele más provecho y degustarse de una mejor manera.

Puede prepararse en platos como: ensalada italiana; con papas, aceite de oliva y queso parmesano. Hacerse dips de achicoria y morrón. Se puede preparar en forma de tortilla, croquetas, pizzas, licuados veganos, ensalada con frutas, en salteado de verduras con ajos, en asados; entre otros platos.

Son muchas las formas de prepararlas y en cada una aporta una propiedad o sabor, textura y color único.

Como planta medicinal

La achicoria posee antioxidantes que proporcionan longevidad, frescura y tesitura suave a la piel. Realmente, la piel es uno de los sistemas más beneficiados por la achicoria. De hecho, también la utilizan como cicatrizante, para eliminar heridas superficiales y profundas.

Por otro lado, a las personas que necesitan bajar de peso, recomiendan la achicoria. Consumir achicoria después de comer produce la sensación de saciedad (llenura), al tiempo que nutre. Contradictoriamente, si se consume antes, estimula el apetito por lo que es recomendada también para personas que padecen de anorexia.

El sistema digestivo es otro de los grandes puntos focales en esta planta medicinal. La achicoria limpia el aparato, estimula la digestión, elimina la acidez y por otro lado es altamente recomendada cuando se padecen de gases, como alguna indigestión leve o de flatulencias y gases crónicos; lo que para algunas personas, representa una lucha muy complicada de combatir.

Densitoxica

La achicoria es un gran desintoxicante, uno de los más reconocidos en el universo vegetal y este es, sin dudas, uno de sus valores más rescatables. Por otro lado, la achicoria elimina los parásitos; elimina las lombrices a propósito de su poder limpiador en el sistema digestivo.

Es recomendada también como té relajante y es medicada, muchas veces, para la conciliación del sueño y mantener equilibrado el sistema nervioso.

En relación al estreñimiento, es otro de los productos naturales indicados; porque al poseer altas dosis de fibras, ayuda a que los procesos fluyan con mayor naturalidad.

Realmente, la achicoria funciona como un limpiador del organismo, muy similar a la moringa. En el caso de los riñones, la planta trabaja como un diurético potente. Desintoxica y lava; manteniendo un orinar sano y unos órganos en buen estado.

La limpieza de la sangre es un aspecto de la salud que muchas veces no atendemos de la manera correcta…Y pues, sí, la achicoria también contribuye a un flujo sanguíneo saludable; proporcionando al sistema circulatorio la posibilidad de evitar enfermedades vinculadas al corazón y a los vasos sanguíneos. Por otro lado, hace un saneamiento de las grasas en la sangre lo que impide posteriores problemas de colesterol.

Ayuda, además, a un buen filtrado de la sangre por parte del hígado y estimula la producción de la bilis, lo que hace de la planta una medicina natural ideal ante personas con insuficiencias hepáticas.

Reduce probabilidad de aparición de células cancerígenas

Se dice que la planta también ayuda a reducir las probabilidades de padecer cáncer. Los taninos tienen función de tónico astringente, desinfectantes y afectan positivamente el funcionamiento de la vesicula biliar.

Si ahondamos en los beneficios musculares y óseos, la lista se extiende y es que la achicoria hace más llevaderos los malestares; incluso, puede llegar a eliminar los dolores en los huesos y aquellos causados por la artritis. La achicoria tiene propiedades antinflamatorias y es por eso, que la recomiendan mucho a atletas o personas con dolores causados después de duras jornadas físicas.

Cicatrizante

Mencionábamos el poder cicatrizante de la planta y sus propiedades de longevidad; pues, sus hojas también ayudan a curar casos de dermatitis y erupciones de la piel y también desinfectar llagas.

La achicoria, al ser un alimento tan amargo, hace trabajar muy particularmente al organismo para su procesamiento y es en en esta labor digestiva donde se distribuyen todas sus vitaminas y minerales generando tantos y tantos beneficios. Otros alimentos con estos principios son las alcachofas, por ejemplo.

La amargura era un sabor muy común en los platos en la antiguedad y el hombre, con los años, los fue rechazando. Hoy, conociéndose el poder de los alimentos amargos se han reconsiderado y se ha tomado consciencia de los poderes que tienen en nuestra alimentación.

Los alimentos amargos permiten que se procesen mejor las vitaminas liposolubles como la A, E y la K; vitaminas que son las encargadas de proporcionar la energía que el cuerpo necesita para estar estable y con pleno estado de vigor; también son las necesarias para procurar el equilibrio en nuestro peso.

Salud visual

La vitamina A también es garante de fortalecer nuestra vista; ayudándonos a evitar enfermedades visuales como ceguera, glaucomas, astigmatismo, miopía o el síndrome de la vista cansada.

La presencia de los oligoelementos que posee nos hace sentir después de un consumo constante, personas más fuertes y con mayor energía.

Conclusión

En síntesis, nos hallamos ante un lingote de oro verde. La achicoria más allá de ser un alimento antiguo deseado por excelencia; representa, históricamente, un aliado maravilloso en el funcionamiento y regeneración de nuestros distintos aparatos. Fluye en sí misma y confluye con nuestra relación con la comida para sanar puntos que por distintos motivos pudieron afectarse; previene enfermedades y además, suma. Nos proporciona energía, vitalidad, longevidad y salud. Probemos la achicoria; no está demás darle una oportunidad a la medicina natural

[simple-author-box]

Deja un comentario